Acciones de filiación. Reclamación e impugnación según el Código Civil

Autor:Barbara Ariño y Manuel Faus
Cargo del Autor:Abogada y Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Las acciones de filiación tienen por objeto la determinación legal de la filiación o, en su caso, la impugnación de la filiación legalmente determinada, y se diferencian, en función de su objeto, entre:

  • Acción de reclamación de la filiación, según sea matrimonial o no matrimonial, con o sin posesión de estado.
  • Acción de impugnación de la filiación que se diferencia, a su vez, entre acción de impugnación de la paternidad matrimonial y acción de impugnación del reconocimiento.

En el presente tema se expondrán las reglas comunes de las diferentes acciones de filiación y su eventual acumulación, tras las modificaciones introducidas por la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria (LJV) y la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia.

Contenido
  • 1 Acción de reclamación de la filiación
    • 1.1 Filiación matrimonial y no matrimonial con posesión de estado
    • 1.2 Filiación matrimonial sin posesión de estado
    • 1.3 Filiación no matrimonial sin posesión de estado
  • 2 Acción de impugnación de la filiación
    • 2.1 Acción de impugnación de la paternidad matrimonial
      • 2.1.1 Legitimación del marido
      • 2.1.2 Legitimación del hijo
    • 2.2 Acción de impugnación del reconocimiento de filiación
  • 3 Acumulación de acciones
  • 4 Prueba de la filiación
  • 5 Ver también
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
    • 6.2 En doctrina
    • 6.3 En esquemas
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia citada
Acción de reclamación de la filiación

La acción de reclamación, regulada en los arts. 131 a 133 del Código Civil (CC), es aquélla que tiene por objeto la determinación de la filiación paterna.

Los sujetos legitimados para ejercitar dicha acción se diferencian en función de la filiación existente (sea matrimonial o no matrimonial) y la concurrencia o no de posesión de estado:

Filiación matrimonial y no matrimonial con posesión de estado

Se trata del supuesto que contempla el art. 131, CC en virtud del cual se establece que cualquier persona con interés legítimo tiene acción para que se declare la filiación manifestada por la constante posesión de estado (salvo que la filiación reclamada contradiga otra legalmente determinada pues, en tal caso, habrá de impugnarse ésta).

Esta acción, como tiene declarado el TS en sentencia de 9 de julio de 2002 [j 1] es imprescriptible, pues no tendría sentido que lo fuera la acción de reclamación de filiación matrimonial o extramatrimonial cuando no hay posesión de estado (arts. 132 y 133, CC) y fuera prescriptible si lo hay. Por tanto, mientras haya interés legítimo, habrá acción, sin someterse a plazo de prescripción.

Filiación matrimonial sin posesión de estado

Esta acción viene regulada en el art. 132, CC a través del cual se determina que los sujetos para interponer la acción de reclamación de la filiación matrimonial, cuando no exista posesión de estado, son:

  • El padre o la madre
  • El hijo.
  • Los herederos del hijo en caso de que éste fallezca antes de que transcurran 4 años desde que alcanzó la plena capacidad o durante el año siguiente al descubrimiento de las pruebas en que se haya de fundar la demanda, por el tiempo que faltase para completar dichos plazos.

La acción de reclamación es, en todo caso, imprescriptible.

Filiación no matrimonial sin posesión de estado

Este supuesto se encuentra regulado en el art. 133, CC conforme al cual se otorga legitimación al hijo durante su vida y también a sus herederos bajo determinadas condiciones (siempre que el hijo fallezca antes de que transcurran 4 años desde que alcanzó la plena capacidad o durante el año siguiente al descubrimiento de las pruebas en que se haya de fundar la demanda).

Por otra parte, y como consecuencia de la declaración de inconstitucional del primer párrafo del citado precepto ya que impedía al progenitor la reclamación de la filiación en los casos de inexistencia de posesión de estado (STC Pleno de 27 de octubre de 2005 [j 2]), la Ley 26/2015 ha modificado el art. 133 CC extendiendo la legitimación a los progenitores en el plazo de un año, contado desde que hubieran tenido conocimiento de los hechos en que hayan de basar su reclamación, sin que dicha acción sea transmisible a los herederos quienes sólo podrán continuar la acción que el progenitor hubiera iniciado en vida.

Se plantea en la STS 457/2018, 18 de Julio de 2018 [j 3] el tema de si el plazo de un año se aplica también a los hijos nacidos antes de la vigencia de la Ley 26/2015 y entiende que es así porque la aplicación del plazo de un año previsto en el art. 133 CC a las demandas interpuestas después de su entrada en vigor no comporta la retroactividad de una ley. La imprescriptibilidad de la acción no estaba declarada en norma alguna y fue resultado de una interpretación jurisprudencial y, además, no ha específica disposición transitoria que contemple el supuesto.

Pero si un menor ha sido reconocido como hijo por el esposo de la madre (reconocimiento de complacencia), no puede aquella, actuando como representante legal de dicho menor, reclamar la paternidad biológica del auténtico padre, ya que, según la Sentencia nº 441/2016 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 30 de Junio de 2016 [j 4] frente a la verdad biológica está la clara contraposición de intereses entre madre e hijo.

Acción de impugnación de la filiación

En esta categoría, cabe diferenciar dos acciones impugnatorias de la paternidad:

Acción de impugnación de la paternidad matrimonial

Esta acción, prevista en los arts. 136 y 137 CC, , se halla íntimamente ligada a la presunción de paternidad que el art. 116, CC atribuye al marido respecto de los hijos nacidos después de la celebración de matrimonio y antes de los 300 días siguientes a su disolución o separación legal o de hecho de los cónyuges.

Sobre la presunción de paternidad , nos remitimos al tema específico Filiación matrimonial y presunción de paternidad.

Respecto de la legitimación activa para el ejercicio de esta acción, cabe diferenciar entre los siguientes supuestos:

Legitimación del marido

El art. 136, CC otorga legitimación activa para el ejercicio de esta acción al marido presunto padre (quien figure como progenitor) o, en su caso, a los herederos del marido si fallece antes de transcurrir el plazo para ejercitar la acción y por el tiempo que falte hasta completar dicho plazo.

Concretamente, el plazo para ejercitar la acción es de un año desde la inscripción de la filiación en el Registro Civil, salvo que el marido ignore el nacimiento, en cuyo caso el plazo no correrá hasta que éste (o, en su caso, sus herederos) se tenga conocimiento del mismo.

Sobre el cómputo del plazo, la STC de 26 de mayo de 2005 [j 5] declaró que no planteaba dudas de constitucionalidad el hecho que el dies a quo sea la fecha de inscripción en el Registro Civil pues la finalidad de la acción es:

destruir los efectos de la paternidad proclamada por los asientos registrales, permitiendo la desaparición, entre los sujetos afectados, de un vínculo jurídico comprensivo de derechos y obligaciones recíprocos, integrante de la denominada relación paterno-filial.

Sin embargo, el TC declaró inconstitucional que el plazo para el ejercicio de la acción de impugnación de la paternidad matrimonial empezase a correr aunque el marido ignorase no ser progenitor biológico de quien había sido inscrito como hijo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA