Adveración y protocolización de testamento cerrado según el Código Civil

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Otorgado un Testamento ante Notario en forma cerrada, a fallecer el testador hay que proceder a su adveración y protocolización.

Contenido
  • 1 Normas que regulan la adveración y protocolización de testamento cerrado según el Código Civil
    • 1.1 Requisitos del testamento cerrado
    • 1.2 Adveración y protocolización de testamento cerrado
      • 1.2.1 Regulación del Código Civil sobre la adveración y protocolización de testamento cerrado
      • 1.2.2 Normas notariales sobre sobre la adveración y protocolización de testamento cerrado
  • 2 Recursos Adicionales
    • 2.1 En formularios
    • 2.2 En doctrina
  • 3 Legislación básica
  • 4 Legislación citada
  • 5 Jurisprudencia citada
Normas que regulan la adveración y protocolización de testamento cerrado según el Código Civil

Se recogen en el Código Civil y en la Ley del Notariado:

Requisitos del testamento cerrado

Al testamento cerrado se refiere el Código Civil en sus arts. 706 y siguientes.

1.- Requisitos:

Vienen fijados en el art. 706 del Código Civil, y deben ser examinados por el Notario requerido para la adveración y protocolización; a saber:

Según el art. 706 CC:

El testamento cerrado habrá de ser escrito.
Si lo escribiese por su puño y letra el testador pondrá al final su firma.
Si estuviese escrito por cualquier medio mecánico o por otra persona a ruego del testador, éste pondrá su firma en todas sus hojas y al pie del testamento.
Cuando el testador no sepa o no pueda firmar, lo hará a su ruego al pie y en todas las hojas otra persona, expresando la causa de la imposibilidad.
En todo caso, antes de la firma se salvarán las palabras enmendadas, tachadas o escritas entre renglones».

Hay que tener en cuenta que como expresa la Sentencia nº 694/2009 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 4 de Noviembre de 2009 [j 1] la forma del testamento constituye una garantía del testador respecto a la exactitud y permanencia de la voluntad testamentaria. Por ello el TS dice:

No se puede admitir la relajación de las formas en este tipo de testamentos en los que no concurre un funcionario público experto que contraste la concurrencia de todos y cada uno de los requisitos exigidos en el Código civil para cumplir las finalidades antes expuestas. La forma en los testamentos no es, por tanto, un elemento inútil y, en consecuencia, no se puede afirmar que la doctrina haya relajado este tipo de exigencias, de modo que cuando se plantea el problema de la validez del testamento cerrado que presenta algunos problemas de forma, el CC opta por la presunción de revocación del testamento cerrado que ha perdido forma, tal como establece el art. 742.1 CC, presunción que admite la prueba en contrario expresamente prevista en la misma disposición.

2.- Requisitos de su otorgamiento:

Regulados en el art. 707 del Código Civil, al que me remito.

Adveración y protocolización de testamento cerrado Regulación del Código Civil sobre la adveración y protocolización de testamento cerrado

Antes, para la apertura y protocolización del testamento cerrado se observará lo prevenido en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Pero la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria ha modificado art. 714 del CC, atribuyendo la competencia del adveración al Notario, sin perjuicio de la reclamación judicial.

Conforme al art. 714 del Código Civil:

Para la apertura y protocolización del testamento cerrado se observará lo previsto en la legislación notarial».

Y conforme al art. 712 del Código Civil:

«1. La persona que tenga en su poder un testamento cerrado deberá presentarlo ante Notario competente en los diez días siguientes a aquel en que tenga conocimiento del fallecimiento del testador.
2. El Notario autorizante de un testamento cerrado, constituido en depositario del mismo por el testador, deberá comunicar, en los diez días siguientes a que tenga conocimiento de su fallecimiento, la existencia del testamento al cónyuge sobreviviente, a los descendientes y a los ascendientes del testador y, en defecto de éstos, a los parientes colaterales hasta el cuarto grado.
3. En los dos supuestos anteriores, de no conocer la identidad o domicilio de estas personas, o si se ignorase su existencia, el Notario deberá dar la publicidad que determine la legislación notarial.
El incumplimiento de este deber, así como el de la presentación del testamento por quien lo tenga en su poder o por el Notario, le hará responsable de los daños y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA