Compraventa de participaciones sociales de sociedad limitada

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

En este punto se analiza el tema de la compraventa de participaciones sociales de una sociedad limitada.

Contenido
  • 1 Nociones Previas
  • 2 Reglas para las transmisiones voluntarias inter vivos
    • 2.1 Norma legal
    • 2.2 Regla práctica
    • 2.3 Comunicación
    • 2.4 Consentimiento
      • 2.4.1 Consecuencias
    • 2.5 Transmisión
      • 2.5.1 ¿Quid si no se realiza la transmisión?
      • 2.5.2 Otras consideraciones
  • 3 Temas Fiscales
    • 3.1 Exención del IVA, AJD y ITP
      • 3.1.1 Reglas
      • 3.1.2 Jurisprudencia del tema
    • 3.2 Donación disimulada
  • 4 Otras consideraciones
    • 4.1 Observaciones
  • 5 Recursos adicionales
    • 5.1 En formularios
    • 5.2 En doctrina
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Jurisprudencia citada
Nociones Previas

En principio, uno de los derechos de todo socio es el poder transmitir sus participaciones sociales; en términos utilizados por la DGRN se trata de que el socio no quede prisionero de sus títulos.

Nos encontramos con que: por un lado la Ley de Sociedades de Capital (LSC) declara nulas las cláusulas estatutarias que hagan prácticamente libre la transmisión voluntaria de participaciones sociales por actos inter vivos, pero por otro lado la propia Ley regula el derecho de separación de todo socio en caso de cláusulas prohibitivas, y las excepciones temporales.

En el caso de que se esté en los supuestos autorizados por los Estatutos no hay problema alguno (ejemplo: a favor de otro socio, determinados parientes).

En los otros casos se precisará autorización de la Junta.

Recordar que si el socio está personalmente obligado a realizar prestaciones accesorias no puede, sin autorización de la Junta, transmitir voluntariamente por actos inter vivos ninguna de sus participaciones sociales y en concreto, las que lleven vinculada dicha obligación, precisan dicha autorización para cualquier transmisión (no sólo la voluntaria inter vivos).

Fuera de este supuesto concreto (prestaciones accesorias), si estamos en el caso de LIMITACIONES debemos diferenciar tres momentos : la comunicación del socio a la Sociedad; el consentimiento positivo o negativo de ésta; la efectiva transmisión.

Ver en la Obra Práctico Sociedades: Transmisión de participaciones sociales: derecho limitado y Proceso de transmisión inter vivos y a título oneroso de participaciones sociales

Terminológicamente llamaremos, como la Ley, "transmitente" al socio que desea transmitir (aunque tal transmisión esté sin formalizar).

Reglas para las transmisiones voluntarias inter vivos Norma legal

Dice literalmente la redacción inicial del art. 107 de la LSC, (antes art. 29 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada) (LSRL):

...2. A falta de regulación estatutaria, la transmisión voluntaria de participaciones sociales por actos inter vivos se regirá por las siguientes reglas:
a).- El socio que se proponga transmitir su participación o participaciones deberá comunicarlo por escrito a los administradores, haciendo constar el número y características de las participaciones que pretende transmitir, la identidad del adquirente y el precio y demás condiciones de la transmisión.
b).- La transmisión quedará sometida al consentimiento de la sociedad, que se expresará mediante acuerdo de la Junta General, previa inclusión del asunto en el orden del día, adoptado por la mayoría ordinaria establecida por la Ley.
c).- La sociedad sólo podrá denegar el consentimiento si comunica al transmitente, por conducto notarial, la identidad de uno o varios socios o terceros que adquieran la totalidad de las participaciones. No será necesaria ninguna comunicación al transmitente si concurrió a la Junta General donde se adoptaron dichos acuerdos. Los socios concurrentes a la Junta General tendrán preferencia para la adquisición. Si son varios los socios concurrentes interesados en adquirir, se distribuirán las participaciones entre todos ellos a prorrata de su participación en el capital social.Cuando no sea posible comunicar la identidad de uno o varios socios o terceros adquirentes de la totalidad de las participaciones, la Junta General podrá acordar que sea la propia sociedad la que adquiera las participaciones que ningún socio o tercero aceptado por la Junta quiera adquirir, conforme a lo establecido en el art. 140.
d).- El precio de las participaciones, la forma de pago y las demás condiciones de la operación, serán las convenidas y comunicadas a la sociedad por el socio transmitente. Si el pago de la totalidad o de parte del precio estuviera aplazado en el proyecto de transmisión, para la adquisición de las participaciones será requisito previo que una entidad de crédito garantice el pago del precio aplazado.En los casos en que la transmisión proyectada fuera a título oneroso distinto de la compraventa o a título gratuito , el precio de adquisición será el fijado de común acuerdo por las partes y, en su defecto, el valor razonable de las participaciones el día en que se hubiera comunicado a la sociedad el propósito de transmitir. Se entenderá por valor razonable el que determine un auditor de cuentas, distinto al auditor de la sociedad, designado a tal efecto por los administradores de ésta.En los casos de aportación a sociedad anónima o comanditaria por acciones , se entenderá por valor real de las participaciones el que resulte del informe elaborado por el experto independiente nombrado por el Registrador mercantil.
e).- El documento público de transmisión deberá otorgarse en el plazo de un mes a contar desde la comunicación por la sociedad de la identidad del adquirente o adquirentes.f).- El socio podrá transmitir las participaciones en las condiciones comunicadas a la sociedad, cuando hayan transcurrido tres meses desde que hubiera puesto en conocimiento de ésta su propósito de transmitir sin que la sociedad le hubiera comunicado la identidad del adquirente o adquirentes.

Y concluye el art. 107.3, LSC (novedad):

3. En los estatutos no podrá atribuirse al auditor de cuentas de la sociedad la fijación del valor que tuviera que determinarse a los efectos de su transmisión.

La Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, en vigor como regla general el 17 de junio de 2016, pero en este punto ya el 1 de enero de 2016 (Disposición final decimocuarta, apartado 3) modifica el art. 107 de la LSC, sustituyendo al auditor por un experto independiente.

Regla práctica

De la regulación legal, a falta de otra norma estatutaria, podemos deducir que, pretendida la enajenación de participaciones sociales, cabe diferenciar tres momentos : la comunicación del socio a la Sociedad; el consentimiento positivo o negativo de ésta; la efectiva transmisión.

Llamaremos la atención a cómo la Ley llama transmitente al socio que desea transmitir (aunque tal transmisión esté sin formalizar).

Comunicación

Observaremos:

  • Literalmente ha de ser por escrito, no se exige, a diferencia de la contestación de la Sociedad, forma notarial.
  • Debe contener identidad del adquirente, y no sólo el propósito genérico de vender (o acto traslativo pretendido). Esto no impide que, comunicado el deseo de vender sin concretar un adquirente ni precio, la Junta general lo autorice.
Consentimiento

El legislador configura el negocio traslativo de las participaciones sociales no como un negocio libre, sino como negocio que para su legal disposición está precisado del consentimiento de la Sociedad en los términos concretos estatutarios y en defecto de reglas especiales por lo previsto en la Ley.

Pues bien:

  • El consentimiento de la Sociedad puede ser positivo o negativo: El positivo puede ser expreso o tácito. El negativo ha de ser expreso.
Consecuencias
  • Si el consentimiento es positivo y expreso: no hay problemas; es libre la transmisión en los términos comunicados y convenidos: en la escritura se incorporará la pertinente certificación.
  • Si el consentimiento es positivo, pero tácito: debe el socio que pretende transmitir esperar los tres meses para formalizar ya la transmisión, siempre en los términos convenidos y comunicados, y sin sujeción a plazo. El problema puede estar en probar el hecho negativo de contestación de la Sociedad.
  • Si es negativo, ha de ser expreso, y entonces se exige: que se comunique por conducto notarial la identidad de uno o varios socios o terceros que adquieren la totalidad; pero tras la reforma del art. 29,LSRL por la Ley 7/2003 de 1 de abril ya no era necesaria ninguna comunicación al transmitente si concurrió a la Junta donde se adoptaron dichos acuerdos y ahora recoge el art. 107, LSC. Los socios concurrentes tienen preferencia; cuando no es posible comunicar la identidad de uno o varios socios o terceros adquirentes aceptados por la Junta que adquieran la totalidad de las participaciones, la Junta General podrá acordar adquirir las que ningún socio o tercero aceptado quiera adquirir.

Por tanto: es la Junta, por mayoría, quien decide si se permite la venta o si se le ofrecen uno o varios socios o incluso un tercero para adquirir. Esto es un cambio fundamental en relación al derecho individualizado que la Ley de 1.959 concedía a cada socio; y en la reforma citada la sociedad puede acordar comprar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA