Contrato de mediación o corretaje

Autor:Manuel Faus y Bárbara Ariño
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

El contrato de mediación o corretaje, pese a no estar regulado en el Código Civil (CC) , es una figura admisible en nuestro Derecho al amparo de la autonomía de la voluntad de las partes, que se integra en los contratos de colaboración y gestión de intereses ajenos.

Contenido
  • 1 Concepto de contrato de mediación o corretaje
  • 2 Notas generales
  • 3 Distinción de figuras afines
    • 3.1 Contrato de agencia
    • 3.2 Mandato
  • 4 Retribución
  • 5 Extinción
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
    • 6.2 En doctrina
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia citada
Concepto de contrato de mediación o corretaje

El contrato de mediación o corretaje constituye un contrato innominado en virtud del cual una de las partes (corredor) se compromete con la otra (comitente) o bien a indicarle la oportunidad de concluir el negocio jurídico con un tercero o bien a servirle de intermediario en el mismo, pero sin que el corredor intervenga en el negocio como representante ni como mandatario (véase, en este sentido, la Sentencia nº 299/2006, de la Audiencia Provincial de Madrid, de 27 de junio [j 1] y la Sentencia nº 23/2007, de la Audiencia Provincial de Almería, de 1 de febrero, [j 2] así como las sentencias que en ellas se citan).

Se trata, por tanto, de un contrato cuyo objeto consiste, esencialmente, en la prestación de servicios encaminados a la búsqueda, localización y aproximación de futuros contratantes, tal y como ha declarado la STS 348/2007, de 30 de marzo [j 3], concepto citado por otras posteriores como la Sentencia nº 685/2012 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 19 de Noviembre de 2012 [j 4]

El contrato de mediación, como indica la Sentencia nº 503/2011 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 27 de Junio de 2011 [j 5] se integra en los contratos de colaboración y gestión de intereses ajenos, cuya esencia reside en la prestación de servicios encaminados a la búsqueda, localización y aproximación de futuros contratantes, sin intervenir en el contrato ni actuar propiamente como mandatario.

Notas generales

Como indica la citada STS 348/2007, de 30 de marzo, [j 6] las notas características del contrato de mediación son:

  • Naturaleza: Constituye un contrato atípico (consensual y bilateral, “facio ut des” -hago para que tú des-) y aleatorio, puesto que su resultado es incierto.
  • Libertad de forma: se permite su constitución de modo tácito en aplicación de las normas del mandato. Muchas veces es un contrato verbal, lo que puede plantear problemas a la hora de determinar la retribución del mediador - que luego se trata-. La Sentencia de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 30 de Diciembre de 2011 [j 8] ante un contrato verbal indica que resulta muy difícil, por no decir imposible, efectuar una prueba, como han afirmado diversas sentencias de esta Sala, que según la STS 324/2009, de 14 mayo, [j 9] produce mayores problemas a la hora de fijar los términos a los efectos de determinar el contenido. Y añade:
Respecto a la cuantía de los honorarios, son diversas las sentencias de esta Sala que entienden aplicables las reglas de los colegios profesionales orientativas sobre esta cuestión y a título de ejemplo, la STS 324/2009, de 14 mayo, [j 10] aplicó las reglas del Colegio de abogados en un contrato verbal sobre prestación de servicios profesionales.
Distinción de figuras afines Contrato de agencia

Resulta especialmente relevante la Sentencia nº 477/2010, de la Audiencia Provincial de Salamanca, de 15 de diciembre [j 11] que establece las diferencias entre el contrato de corretaje y el contrato de agencia, que son:

  • La agencia es un contrato de tracto sucesivo y de ejecución continuada y permanente, mientras que el contrato de corretaje es de tracto único y ejecución instantánea.
  • El agente actúa por cuenta ajena, en nombre e interés del principal, mientras que el corredor nunca celebra el contrato por cuenta del oferente ya que no tiene su representación.
  • La relación de agencia no se puede revocar unilateralmente salvo que su duración sea indefinida y medie un preaviso. Sin embargo, la relación de corretaje es libremente revocable por renuncia del corredor o desistimiento del oferente.
  • El agente tiene derecho a la comisión cuando el acto u operación comercial se perfeccione, aunque el devengo queda subordinado a su ejecución (art.14 de la Ley 12/1992, de 27 de mayo, sobre Contrato de Agencia). (LA) Por el contrario, el corretaje se consuma cuando se perfecciona el contrato final, aunque después no llegue a consumarse mediante su ejecución.
Mandato

La diferencia esencial entre ambas figuras jurídicas radica en la función que desempeñan el mediador y el mandatario de modo que, mientras este último celebra el negocio jurídico con el tercero por cuenta del mandante, el mediador se limita a poner en relación a los futuros contratantes sin participar en el negocio jurídico o contrato que éstos concluyan. Es decir que el mediador, a diferencia, del mandatario, no contrata.

En este sentido, véase las STS 221/92, de 10 de marzo, [j 12] Sentencia nº 187/2011, de la Audiencia Provincial de Zamora, de 19 de julio [j 13] y la Sentencia nº 493/2007, de la Audiencia Provincial de Madrid, de 24 de mayo, [j 14] entre otras muchas.

Se puede concluir, siguiendo la doctrina de la Sentencia nº 682/2012 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 2 de Noviembre de 2012 [j 15] que el contrato de mediación o corretaje es un contrato atípico en nuestro derecho, que aunque tenga similitud o analogía con el de comisión, con el de mandato e incluso con el de prestación de servicios, sin embargo nunca responderá a una combinación formada con los elementos a dichas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA