Donación con reserva de la facultad de disponer

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Entre las donaciones especiales se halla la donación con reserva de la facultad de disponer.

Contenido
  • 1 Donación con facultad de disponer
  • 2 Diferencia con otras figuras
  • 3 Naturaleza de la facultad
  • 4 Límites
  • 5 Efectos
    • 5.1 Mientras no se ejercita la facultad de disponer
    • 5.2 Cuando se ejercita
  • 6 Referencia a Cataluña
  • 7 Recursos adicionales
    • 7.1 En formularios
    • 7.2 En doctrina
  • 8 Legislación básica
  • 9 Legislación citada
  • 10 Jurisprudencia citada
Donación con facultad de disponer

Dice el art. 639 del Código Civil (CC) que:

Podrá reservarse el donante la facultad de disponer de algunos de los bienes donados, o de alguna cantidad con cargo a ellos; pero, si muriere sin haber hecho uso de este derecho, pertenecerán al donatario los bienes o la cantidad que se hubiese reservado.

Hay que observar que, en realidad, este artículo recoge dos supuestos distintos:

a) El donante se reserva la facultad de disponer (que es el caso que vamos a estudiar).

b) El donante se reserva el derecho a reclamar una cantidad con cargo al bien donado (que sería un supuesto de donación modal, cuya carga se extingue al morir el donante).

Véase Donación modal. Su revocación o resolución

Diferencia con otras figuras
  • La donación condicional: se ha discutido si estamos ante una donación sujeta a una condición, sea suspensiva (la de que el donante muera sin hacer uso de la facultad reservada) o resolutoria (la donación queda sin efecto si el donante dispone). Pero, la simple dificultad de decidir si es una condición suspensiva o resolutoria, demuestra que no es una verdadera donación condicional y además, de entender que la condición es la voluntad del donante, podríamos estar infringiendo lo dispuesto en el art. 1256, CC :
La validez y el cumplimiento de los contratos no pueden dejarse al arbitrio de uno de los contratantes
  • La donación mortis causa: A ella se refiere el art. 320, CC, por tanto, el caso que regule el art. 639 ha de ser otro; en efecto: la causa de la donación mortis causa es la muerte del donante; en el art. 639, la muerte del donante no es la causa de la donación, sino que es simplemente el tiempo máximo durante el cual aquel puede hacerse uso de la facultad de disponer.
  • La donación con pacto de reversión. En esta donación el bien donado puede volver a ser del donante en determinados supuestos que deben darse; en la donación con reserva de la facultad de disponer el bien no vuelve a ser del donante, sino que es enajenado a tercero; la Resolución de la DGRN de 28 de julio de 1998 [j 1] dice:
La reserva del "ius disponendi" presupone la adquisición por un tercero y no tiene sentido hablar de disposición a favor del donante, pues estos términos equivaldrían a los de resolución, revocación o reversión de la donación.

Véase Donación con pacto de reversión

Es evidente que esta donación con reserva de la facultad de disponer nada tiene que ver con la donación del derecho a disponer, es decir cuando lo que se dona es una de las facultades del dominio, la de disponer; en este sentido, la Resolución de la DGRN de 8 de noviembre de 2018 [j 2] admite como derecho real atípico una donación que atribuye al donatario un poder para disponer con plenos efectos de bienes ajenos ?pertenecientes a las donantes?, ya que no se dona una mera facultad sino un verdadero derecho subjetivo, de los denominados potestativos o de modificación jurídica.

Naturaleza de la facultad

La reserva de la facultad de disponer de lo donado es un derecho constituido con ocasión de la donación, que va a permitir al donante -que ya no es dueño- no el recuperar lo donado (ejemplo: recuperar la finca donada) sino disponer de todo o parte de lo donado (enajenarlo a un tercero y hacer suyo el precio, gravarlo en garantía de un préstamo, sea o no a su favor, etc.).

Con este derecho, el donante altera la esfera patrimonial «ajena», porque así lo estableció al hacer la donación y así ha sido aceptado por el donatario.

La Cuestión Vinculante nº V1258-12 de Dirección General de Tributos, Subdirección General de Impuestos Patrimoniales y Tasas y Precios Públicos, 12 de Junio de 2012 [j 3] dice:

La reserva de la facultad de disponer tiene la consideración de condición resolutoria, acontecimiento futuro e incierto del que depende la extinción del derecho, por lo que el derecho nace pero se resuelve si se cumple condición, en los términos que resultan del art. 1.113 según el cual: "Será exigible desde luego toda obligación cuyo cumplimiento no dependa de un suceso futuro o incierto, o de un suceso pasado, que los interesados ignoren. También será exigible toda obligación que contenga condición resolutoria, sin perjuicio de los efectos de la resolución."
Límites
  • Temporal: sólo podrá hacerse uso en vida del donante y por éste (no es transmisible a sus herederos).
  • Objetivo : No...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA