Poder e incapacitación del poderdante previsor

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Un problema habitual es el que plantea una persona cuando queda incapacitada de hecho; hasta que se declare la incapacitación de derecho y el consiguiente nombramiento de un tutor, ¿quien podrá administrar el patrimonio de la persona falta de capacidad?.

Contenido
  • 1 Planteamiento general
  • 2 Situaciones mentales de toda persona
  • 3 Soluciones legales
    • 3.1 Derecho Comparado
    • 3.2 Sistema Español
      • 3.2.1 Incapacitación de hecho, sin previsión alguna por el poderdante
      • 3.2.2 Incapacitación de hecho o derecho prevista por el Poderdante
    • 3.3 Cataluña
  • 4 Recursos adicionales
    • 4.1 En formularios
    • 4.2 En doctrina
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
  • 7 Jurisprudencia citada
Planteamiento general

Antes de la Ley 41/2003, de 18 de noviembre, de protección patrimonial de las personas con discapacidad y de modificación del Código Civil, de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de la Normativa Tributaria con esta finalidad, se había estudiado el problema siguiente:

Se concede un poder por una persona totalmente capaz; con el transcurso del tiempo esa persona llega a perder su capacidad, de forma más o menos rápida (demencia senil, por ejemplo); se pregunta sobre la subsistencia del poder, en este caso de incapacidad del otorgante.

El art. 1732 del Código Civil (CC) (redacción dada por la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de Enero, de Proteccion juridica del Menor, de Modificacion parcial del Codigo civil y de la Ley de Enjuiciamiento civil ) dice:

El mandato se acaba: 3º.- Por muerte, incapacitación , declaración de prodigalidad, quiebra o insolvencia del mandante o del mandatario.

Pero más tarde, (Ley 41/2003) se ha añadido el siguiente párrafo:

El mandato se extinguirá, también, por la incapacitación sobrevenida del mandante a no ser que en el mismo se hubiera dispuesto su continuación o el mandato se hubiera dado para el caso de incapacidad del mandante apreciada conforme a lo dispuesto por éste. En estos casos, el mandato podrá terminar por resolución judicial dictada al constituirse el organismo tutelar o posteriormente a instancia del tutor.

Ello nos lleva a una nueva situación: el poderdante previsor.

Veamos:

Situaciones mentales de toda persona

Una persona puede encontrarse en las siguientes situaciones:

  • Plenamente capaz. No hay problema para utilizar el Poder otorgado.
  • En una situación de momentos de capacidad y otros de incapacidad (estados de todo un poco, sobre todo al comienzo de enfermedades como el alzheimer) ¿será válida la actuación con el Poder sólo cuando estoy bien? o ¿lo será mientras no haya una declaración de incapacitación permanente?
  • Incapaz: Incapaz de hecho.- ¿Podrá actuar el apoderado, ya que aún no hay incapacitación legal ni sabemos su graduación? Incapaz de derecho: No hay duda: el poder otorgado ha quedado revocado.
Soluciones legales Derecho Comparado
  • Primer sistema: La incapacitación judicial posterior no invalida el poder, que continúa válido: ejemplo Irlanda, (si bien se exige la inscripción en un Registro especial con el dictamen de un Médico), o el sistema escocés: subsiste sin más.
  • Segundo sistema: La incapacitación judicial posterior no invalida el Poder si éste es causalizado: es decir, SI se otorga con esta precisa finalidad (Alemania, Inglaterra), pero lo podrá revocar el Juez(sistema inglés) o el órgano tutelar (Alemania, Grecia).
  • Tercer sistema: La incapacitación judicial posterior invalida el Poder, pero hasta que no haya la decisión judicial el poder subsiste y es válido (sistema de Bélgica, Francia, Italia).
Sistema Español

Hasta la Ley 41/2003 estaba claro que si el poderdante quedaba judicialmente incapacitado, el poder se acababa.

Pero si quedaba incapacitado de hecho y de manera permanente, también estaba claro que ya no se podía revocar el Poder; entonces la cuestión a decidir es si este hecho implica el fin del Poder, cuando se otorgó sin previsión alguna de subsistencia en caso de incapacitación.

Incapacitación de hecho, sin previsión alguna por el poderdante

Tesis a).- Tan pronto como el otorgante de un poder está incapacitado de hecho, se acaba la posibilidad de hacer uso de él. El argumento en que se basa es que todo poder se fundamenta en la posibilidad de ser revocado; por tanto, tan pronto como el otorgante queda incapacitado de hecho, el negocio celebrado por el apoderado podrá ser atacado por falta de consentimiento (art. 1261, CC), y el tercer contratante, si lo sabe, no quedará protegido. Se afirma que aunque el poder no está realmente revocado, mientras dure la incapacidad de hecho del Poderdante, dicho Poder queda en suspenso. Es la tesis de Miguel Angel Campo.

Tesis b).- Acepta el Poder especial causalizado; es decir, acepta la tesis anterior si estamos ante un poder normal, pero si éste es causalizado, si ha previsto precisamente la circunstancia de un estado de incapacidad fáctica del otorgante subsistirá el Poder hasta que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA