Intervención del caudal hereditario

Autor:Barbara Ariño y Manuel Faus
Cargo del Autor:Abogada y Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La intervención judicial de la herencia se configura como una incidencia o pieza del procedimiento general de División judicial de herencia, que puede producirse o no, de carácter accesorio, dentro del cual se adoptan unas medidas de intervención de carácter cautelar y urgente.

El objeto del presente tema es analizar este trámite procesal, que aparece específicamente regulado en los arts. 790 y ss LEC según redacción dada por Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria (LJV) (con entrada en vigor el 23 de julio de 2015) y Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la LEC, (entró en vigor el 7 de octubre de 2015).

Contenido
  • 1 Supuestos de intervención judicial en el caudal hereditario
    • 1.1 Intervención judicial de oficio del caudal hereditario
    • 1.2 Intervención judicial a instancia de parte del caudal hereditario
  • 2 Procedimiento para la intervención del caudal hereditario
    • 2.1 Actuaciones de aseguramiento
    • 2.2 Formación de inventario
      • 2.2.1 Citación para la formación de inventario
      • 2.2.2 Formación de inventario
    • 2.3 Resolución sobre la administración del caudal hereditario
  • 3 Cesación de la intervención judicial de la herencia
  • 4 Recursos adicionales
    • 4.1 En formularios
    • 4.2 En doctrina
    • 4.3 En esquemas
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
  • 7 Jurisprudencia citada
Supuestos de intervención judicial en el caudal hereditario

El denominado procedimiento de intervención del caudal hereditario se puede iniciar tanto de oficio, como también a instancia de parte. Veamos, a continuación, los distintos supuestos:

Intervención judicial de oficio del caudal hereditario

La intervención judicial de la herencia puede acordarse de oficio en los supuestos contemplados en el 790 LEC que se refieren a la inexistencia o desconocimiento de testamento o personas interesadas en la herencia.

En particular, se acordará de oficio la intervención judicial de la herencia tras el conocimiento del fallecimiento de una persona, en los siguientes supuestos:

  • Cuando no conste la existencia de testamento.
  • Cuando no conste la existencia de ascendientes, descendientes, cónyuge del finado (o persona que se halle en una situación de hecho asimilable) o colaterales dentro del cuarto grado, o bien éstos estén ausentes o sean menores o tengan la capacidad modificada judicialmente y carezcan de representante legal.
Intervención judicial a instancia de parte del caudal hereditario

El art. 792 LEC prevé la intervención judicial del caudal hereditario durante la tramitación de la declaración notarial de heredero, o durante el procedimiento de división judicial de la herencia, cuando así se hubiere solicitado por las partes legitimadas para ello, que son:

  • El cónyuge o cualquiera de los parientes que se crea con derecho a la sucesión legítima, siempre que acrediten haber promovido la declaración de herederos abintestato ante Notario o se formule la solicitud de intervención judicial del caudal hereditario al tiempo de promover la declaración notarial de herederos (art. 792.1. 1º LEC). Al respecto, véase el tema Declaración notarial de herederos según el Código Civil .
  • Cualquier coheredero o legatario de parte alícuota, al tiempo de solicitar la división judicial de la herencia, salvo que la intervención hubiera sido prohibida por disposición testamentaria (art. 792.1. 2º LEC).
  • La Administración Pública que haya iniciado un procedimiento para su declaración como heredero abintestato (art. 792.1. 3º LEC).
  • Los acreedores reconocidos como tales en el testamento o por los coherederos y los que tengan su derecho documentado en un título ejecutivo (art. 792.2 LEC).
Procedimiento para la intervención del caudal hereditario Actuaciones de aseguramiento

La intervención judicial del caudal hereditario, conforme determina el art. 790 LEC, empezará con la adopción en un primer momento de las medidas más indispensables para el enterramiento del difunto y para la seguridad de los bienes, libros, papeles, correspondencia y efectos del difunto susceptibles de sustracción u ocultación.

Posteriormente, se adoptarán medidas de averiguación sobre la existencia de testamento o de parientes con derecho a la herencia. En concreto, el art. 791.1 LEC prevé que:

  • el Secretario judicial (léase ahora - según la Ley Orgánica 7/2015, de 21 de julio- Letrado de la Administración de Justicia) adopte - mediante diligencia - las medidas que estime más adecuadas para averiguar si el difunto ha muerto con disposición testamentaria o sin ella, ordenando, a tal efecto, que se traiga a los autos certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad y certificado de defunción.
  • el tribunal, a falta de otros medios, ordene - mediante providencia - que se examinen los parientes, amigos o vecinos del difunto sobre el hecho de haber muerto abintestato o sobre si tiene parientes con derecho a la sucesión legítima.

Si, finalmente, resulta que el difunto ha fallecido sin testar y sin parientes llamados por ley a la sucesión, el Tribunal adoptará - por medio de auto - las medidas de aseguramiento previstas en el art. 791.2 LEC consistentes en:

    • La ocupación de los libros, papeles y correspondencia del difunto.
    • Inventario y depósito de los bienes, disponiéndose lo que proceda sobre su administración.
    • El nombramiento de administrador, con cargo al caudal hereditario, para garantizar el inventario y su depósito.

Asimismo, tras las modificaciones introducidas por la LJV, se establece la obligación de comunicar la resolución a la Delegación de Economía y Hacienda por si fuera procedente la declaración de heredero abintestato a favor de la Administración General del Estado o la Administración de una Comunidad Autónoma, en cuyo caso el Tribunal acordará que recaiga sobre ésta la designación para la administración de los bienes. Ahora bien, si, finalmente, en la resolución que ponga fin al procedimiento incoado por la Administración para su declaración de heredero abintestato, se concluye que no procede efectuar tal...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA