Creación de subcomunidad de local

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Para poder subdividir un local integrado en régimen de propiedad horizontal, por ejemplo segregando una parte del mismo, es necesario el consentimiento de la junta de propietarios o que los estatutos lo hayan previsto.

Pero este supuesto es distinto: hablamos de una subcomunidad de una entidad (normalmente un local). El supuesto más claro sería que el titular de un local, por ejemplo de 1.200 metros cuadrados, desee formar en su interior unos locales más pequeños que utilicen elementos comunes situados en el interior del local, pensemos en pasillo a un lado y otro situado en el interior del local, o un lavabo, etc.; se trata de una propiedad horizontal dentro de una propiedad horizontal superior.

Contenido
  • 1 Aplicación de la Ley de Propiedad Horizontal
  • 2 Regla general para la creación de una subcomunidad de local
  • 3 Otras reglas para su inscripción
  • 4 Recursos adicionales
    • 4.1 En formularios
    • 4.2 En doctrina
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
  • 7 Jurisprudencia citada
Aplicación de la Ley de Propiedad Horizontal

El art. 2 de la LPH, según redacción (nueva redacción dada por la ley 8/2013 de 26 de junio, declara aplicable la Ley a las subcomunidades, entendiendo por tales las que resultan cuando, de acuerdo con lo dispuesto en el título constitutivo, varios propietarios disponen, en régimen de comunidad, para su uso y disfrute exclusivo, de determinados elementos o servicios comunes dotados de unidad e independencia funcional o económica.

Por tanto las normas generales se aplicarán a estas subcomunidades.

Regla general para la creación de una subcomunidad de local

El supuesto fue estudiado por la Resolución de la DGRN de 26 de enero de 2.002 [j 1] que aceptó una subcomunidad como la propuesta, señalando:

no existe prohibición legal o estatutaria sobre el establecimiento de subcomunidades y, en el caso concreto, el propietario del local, sin alterar el mismo ni su cuota, ha adoptado al vender la propiedad a diferentes personas y como forma de organización interna de la comunidad así creada las normas de la propiedad horizontal como mejor forma de regular los accesos comunes y el reparto de gastos y adopción de acuerdos, asignando una cuota de participación a cada trastero en el local sin que en ningún momento desaparezca ni se altere la cuota total del local.

Es un caso muy sugestivo y aplicable a la formación de pequeñas tiendas, trasteros, aparcamientos etc. Existiendo zonas comunes a tales subentidades, no afectan a los restantes departamentos del inmueble principal ni se precisa acuerdo de la Comunidad.

El actual art. 2 de la LPH, como se ha visto, admite las subcomunidades, sin problemas.

Por su parte, la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS