Matrimonio religioso

 
EXTRACTO GRATUITO

El matrimonio religioso es aquél que se celebra, dentro o fuera de España, en forma religiosa legalmente prevista según dispone el artículo 49 del Código Civil (CC) (norma que de acuerdo con el art.13 del Código Civil tiene aplicación general y directa en toda España).

Ello significa que, solamente pueden celebrar matrimonio religioso con efectos civiles aquellas personas que profesan una confesión religiosa inscrita en el Registro especial que haya firmado acuerdos con el Estado.

En particular, se reconocen cuatro formas religiosas de celebración del matrimonio: canónica, israelita, islámica y evangélica.

En este tema, se exponen las reglas generales para la celebración y la eficacia civil de los matrimonios religiosos formalizados en algunas de las formas indicadas, con una referencia al final del tema a las modificaciones introducidas por la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria (con entrada en vigor en este punto el día 30 de junio de 2017).

Contenido
  • 1 Reglas generales del matrimonio religioso
  • 2 Formas religiosas de celebración del matrimonio con efectos civiles hasta Ley de Jurisdicción voluntaria
    • 2.1 Matrimonio canónico
    • 2.2 Matrimonio islámico
    • 2.3 Matrimonio israelita
    • 2.4 Matrimonio evangélico
  • 3 Matrimonios religiosos según la Ley 15/2015 de Jurisdicción voluntaria
  • 4 Supuesto específico: contrayentes extranjeros
  • 5 Recursos adicionales
    • 5.1 En formularios
    • 5.2 En doctrina
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Jurisprudencia citada
Reglas generales del matrimonio religioso

Dispone el artículo 59 CC que, en la celebración del matrimonio en forma religiosa, el consentimiento matrimonial podrá prestarse en la forma prevista por una confesión religiosa inscrita, en los términos acordados con el Estado o, en su defecto, autorizados por la legislación de éste.

Del mencionado precepto se infiere que, para que un matrimonio religioso tenga eficacia civil, debe reunir los siguientes requisitos:

1.- Que concurra consentimiento matrimonial

2.- Que exista un Acuerdo entre la confesión religiosa y el Estado y que la confesión esté inscrita en el Registro especial de Entidades Religiosas.

3.- Que el consentimiento se preste en alguna de las cuatro formas religiosas con efectos civiles reconocidas por el Estado.

Por su parte el artículo 60 CC , después de la modificación del mismo por la Ley de Jurisdicción Voluntaria dispone que el matrimonio celebrado según las normas del Derecho canónico o en cualquiera de otras formas religiosas previstas en los acuerdos de cooperación entre el Estado y las confesiones religiosas produce efectos civiles.

Igualmente, se reconocen efectos civiles al matrimonio celebrado en la forma religiosa prevista por las iglesias, confesiones, comunidades religiosas o federaciones de las mismas que, inscritas en el Registro de Entidades Religiosas, hayan obtenido el reconocimiento de notorio arraigo en España.

En este supuesto, el reconocimiento de efectos civiles requerirá el cumplimiento de los siguientes requisitos:

a) La tramitación de un acta o expediente previo de capacidad matrimonial con arreglo a la normativa del Registro Civil.

b) La libre manifestación del consentimiento ante un ministro de culto debidamente acreditado y dos testigos mayores de edad.

La condición de ministro de culto será acreditada mediante certificación expedida por la iglesia, confesión o comunidad religiosa que haya obtenido el reconocimiento de notorio arraigo en España, con la conformidad de la federación que, en su caso, hubiere solicitado dicho reconocimiento.

Para el pleno reconocimiento de los efectos civiles del matrimonio celebrado en forma religiosa se exige a inscripción en el Registro Civil.

Formas religiosas de celebración del matrimonio con efectos civiles hasta Ley de Jurisdicción voluntaria Matrimonio canónico

El matrimonio religioso celebrado en forma canónica viene reconocido en el Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos económicos , firmado en Ciudad del Vaticano el 3 de enero de 1979.

El artículo VI del mencionado Acuerdo establece que tendrá efectos civiles el matrimonio celebrado según las normas del Derecho canónico el cual regula, específicamente, el control que ha de llevarse a cabo antes de celebrarse el matrimonio. Y añade que la inscripción del matrimonio canónico se practicará con la simple presentación de la certificación eclesiástica de existencia del matrimonio.

Por tanto, a diferencia de lo que ocurre con el matrimonio civil u otras formas religiosas, el control de validez del matrimonio canónico no se realiza mediante expediente previo tramitado con arreglo a la legislación del Registro Civil, sino que se realiza posteriormente cuando el matrimonio llega al trámite de inscripción del Registro Civil.

Esta posibilidad está contemplada en el artículo 65 CC según el cual, en caso de celebrarse el matrimonio sin tramitarse tal expediente, el juez o funcionario encargado del registro civil deberá comprobar, antes de la inscripción, que concurren los requisitos legales para su inscripción.

Matrimonio islámico

El art. 7 de la Ley 26/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el acuerdo de cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España) reconoce efectos civiles al matrimonio celebrado según la forma religiosa establecida en la Ley Islámica, siempre que los contrayentes reúnan los requisitos de capacidad exigidos por el Código Civil ( artículos 59 y ss ) si bien, para el pleno reconocimiento de tales efectos, será necesaria la inscripción del matrimonio en el Registro Civil.

Por tanto, si los contrayentes quieren que el matrimonio tenga plenos efectos civiles, deberán inscribir el matrimonio en el Registro Civil y, para tal inscripción, deberán acreditar previamente la capacidad matrimonial de los contrayentes, mediante certificación expedida por el Registro Civil correspondiente. Ahora bien, no podrá practicarse tal inscripción si se hubiera celebrado el matrimonio transcurridos más de seis meses desde la expedición de dicha certificación ( art. 7.2 Ley 26/92 ).

De lo anterior se infiere que el expediente previo matrimonial será necesario para la inscripción del matrimonio y para el reconocimiento de efectos civiles, pero no para la celebración del mismo, de tal forma que la capacidad matrimonial de los contrayentes podrá acreditarse antes o después de celebrarse el matrimonio.

Una vez celebrado el matrimonio, el representante de la Comunidad Islámica que lo hubiera oficiado extenderá certificación expresiva de su celebración, con los requisitos necesarios para su inscripción ( art. 7.3 Ley 26/92 ).

Matrimonio israelita

El Acuerdo de Cooperación del Estado con la Federación de Comunidades Judías de España (Ley 25/1992, de 10 de noviembre) reconoce en su art. 7 efectos civiles al matrimonio celebrado en forma israelita siendo necesario, para el pleno reconocimiento de tales efectos, su inscripción en el Registro Civil y la tramitación del expediente previo al matrimonio ante el encargado del Registro Civil correspondiente.

Cumplido este trámite, el encargado del Registro Civil expedirá certificación acreditativa de la capacidad matrimonial de los contrayentes, que éstos entregarán al ministro de culto encargado de la celebración del matrimonio ( art. 7.3 Ley 25/92 ).

Una vez celebrado el matrimonio, el ministro de culto oficiante extenderá certificación expresiva de la celebración del mismo, con los requisitos necesarios para su inscripción ( art. 7.5 Ley 25/92 ).

Matrimonio evangélico

El matrimonio celebrado en forma religiosa evangélica aparece regulado en la Ley 24/1992, de 10 de noviembre , por la que se aprueba...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS