Modalidades de renta sometidas a retención en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

 
EXTRACTO GRATUITO

El Título XI de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (LIRPF) , titulado “ gestión del impuesto ”, comprende los arts. 96 a 105 , ambos inclusive.

Contenido
  • 1 Rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)
  • 2 Ver también
  • 3 Recursos adicionales
    • 3.1 En formularios
    • 3.2 En doctrina
  • 4 Legislación básica
  • 5 Legislación citada
Rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Las rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta en el IRPF aparecen expuestas en el art. 75 del Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero (RIRPF) y son las siguientes:

“1. Estarán sujetas a retención o ingreso a cuenta las siguientes rentas:

a) Los rendimientos del trabajo .

b) Los rendimientos del capital mobiliario .

c) Los rendimientos de las siguientes actividades económicas :

Los rendimientos de actividades profesionales.

Los rendimientos de actividades agrícolas y ganaderas.

Los rendimientos de actividades forestales.

Los rendimientos de las actividades empresariales previstas en el art. 95.6.2.º RIRPF que determinen su rendimiento neto por el método de estimación objetiva .

d) Las siguientes ganancias patrimoniales: Las obtenidas como consecuencia de las transmisiones o reembolsos de acciones y participaciones representativas del capital o patrimonio de las instituciones de inversión colectiva. las derivadas de los aprovechamientos forestales de los vecinos en montes públicos. Las derivadas de la transmisión de los derechos de suscripción previstas en las letras a) y b) del apartado 1 del artículo 37 de la Ley del Impuesto .

2. También estarán sujetas a retención o ingreso a cuenta las siguientes rentas, independientemente de su calificación:

a) Los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos.

A estos efectos, las referencias al arrendamiento se entenderán realizadas también al subarrendamiento.

b) Los rendimientos procedentes de la propiedad intelectual, industrial, de la prestación de asistencia técnica, del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas, del subarrendamiento sobre los bienes anteriores y los procedentes de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen.

c) Los premios que se entreguen como consecuencia de la participación en juegos, concursos, rifas o combinaciones aleatorias, estén o no vinculados a la oferta, promoción o venta de determinados bienes, productos o servicios.

3. No existirá obligación de practicar retención o ingreso a cuenta sobre las rentas siguientes:

a) Las rentas exentas, con excepción de la establecida en la art. 7, y) LIRPF , y las dietas y gastos de viaje exceptuados de gravamen.

b) Los rendimientos de los valores emitidos por el Banco de España que constituyan instrumento regulador de intervención en el mercado monetario y los rendimientos de las Letras del Tesoro.

No obstante, las entidades de crédito y demás instituciones financieras que formalicen con sus clientes contratos de cuentas basadas en operaciones sobre Letras del Tesoro estarán obligadas a retener respecto de los rendimientos obtenidos por los titulares de las citadas cuentas.

c) Las primas de conversión de obligaciones en acciones.

d) Los rendimientos de cuentas en el exterior satisfechos o abonados por establecimientos permanentes en el extranjero de entidades de crédito y establecimientos financieros residentes en España.

e) Los rendimientos derivados de la transmisión o reembolso de activos financieros con rendimiento explícito, siempre que cumplan los requisitos siguientes:

1.º Que estén representados mediante anotaciones en cuenta.

2.º Que se negocien en un mercado secundario oficial de valores español.

Las entidades financieras que intervengan en la transmisión, amortización o reembolso de tales activos financieros, estarán obligadas a calcular el rendimiento imputable al titular del valor e informar del mismo tanto al titular como a la Administración tributaria, a la que, asimismo, proporcionarán los datos correspondientes a las personas que intervengan en las operaciones antes enumeradas.

Se faculta al Ministro de Economía y Hacienda para establecer el procedimiento para hacer efectiva la exclusión de retención regulada en este párrafo.

No obstante lo señalado en este párrafo e), las entidades de crédito y demás instituciones financieras que formalicen con sus clientes contratos de cuentas basadas en operaciones sobre los valores anteriores estarán obligadas a retener respecto de los rendimientos obtenidos por los titulares de las citadas cuentas.

Igualmente, quedará sujeta a retención la parte del precio que equivalga al cupón corrido en las transmisiones de activos financieros efectuadas dentro de los treinta días inmediatamente anteriores al vencimiento del cupón, cuando se cumplan los siguientes requisitos:

1.º Que el adquirente sea una persona o entidad no residente en territorio español o sea sujeto pasivo del Impuesto sobre Sociedades.

2.º Que los rendimientos explícitos derivados de los valores transmitidos estén exceptuados de la obligación de retener en relación con el adquirente.

f) Los premios que se entreguen como consecuencia de juegos organizados al amparo de lo previsto en el Real Decreto-ley 16/1977, de 25 de febrero, por el que se regulan los aspectos penales, administrativos y fiscales de los juegos de suerte, envite o azar y apuestas, y demás normativa estatal y autonómica sobre el juego , así como aquellos cuya base de retención no sea superior a 300 euros.

g) Los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos en los siguientes supuestos:

1.º Cuando se trate de arrendamiento de vivienda por empresas para sus empleados.

2.º Cuando las rentas satisfechas por el arrendatario a un mismo arrendador no superen los 900 euros anuales.

3.º Cuando la actividad del arrendador esté clasificada en alguno de los epígrafes del grupo 861 de la Sección Primera de las Tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas, aprobadas por el Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de septiembre , o en algún otro epígrafe que faculte para la actividad de arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos, y aplicando al valor catastral de los inmuebles destinados al arrendamiento o subarrendamiento las reglas para determinar la cuota establecida en los epígrafes del citado grupo 861, no hubiese resultado cuota cero.

A estos efectos, el arrendador deberá acreditar frente al arrendatario el cumplimiento del citado requisito, en los términos que establezca el Ministro de Economía y Hacienda.

h) Los rendimientos procedentes de la devolución de la prima de emisión de acciones o participaciones y de la reducción de capital con devolución de aportaciones, salvo que procedan de beneficios no distribuidos, de acuerdo con lo previsto en el segundo párrafo del art. 33.3.a) LIRPF .

i) Las ganancias patrimoniales derivadas del reembolso o transmisión de participaciones o acciones en instituciones de inversión colectiva , cuando, de acuerdo con lo establecido en el art. 94 de la LIRPF , no proceda su cómputo, así como las derivadas del reembolso o transmisión de participaciones en los fondos regulados por el art. 31 del Real Decreto 1082/2012, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de instituciones de inversión colectiva ”.
EJEMPLO 1

El Sr. P. ha vendido un inmueble, heredado de sus padres, obteniendo una ganancia de capital de 200.000 euros. ¿Existe obligación de retener?

RESPUESTA

Nos encontramos ante una ganancia de capital a integrar en la base liquidable del ahorro y que no es sujeto a retención o ingreso a cuenta.

EJEMPLO 2

Además, el Sr. P. es un funcionario público que, por razones de trabajo, ha de viajar a diferentes reuniones internacionales, por las que percibe las correspondientes dietas oficiales. ¿Qué sucede con estas dietas, a efectos de retenciones?

RESPUESTA

Si bien las dietas son rendimientos del trabajo, a efectos del IRPF, están exentas del mismo, art. 9 RIRPF y también están exentas de la obligación de retener.

EJEMPLO 3

El Sr. P., entre los rendimientos del trabajo que obtiene, recibe una aportación pública del Estado de 100 euros mensuales para un Plan de Pensiones Individual. ¿Qué sucede con esta partida de ingresos a efectos de retenciones?

RESPUESTA

Nos encontramos ante un rendimiento del trabajo, plenamente sometido al impuesto y sometido, asimismo, a retención/ingreso a cuenta. Dado que quien percibe esta aportación es la entidad financiera depositaria del Plan, se trata de una retribución en especie del trabajo y, por lo mismo, será objeto del correspondiente ingreso a cuenta.

Ahora bien, el art. 102.2 RIRPF excluye de la obligación de realizar ingresos a cuenta, cuando se trata de aportaciones de promotores de Planes de Pensiones, como es el caso.

La obligación de retener o ingresar a cuenta, liquidando este pago a cuenta al Tesoro Público y declarando el mismo, suele corresponder al pagador de la retribución o renta sometida a retención/ingreso a cuenta, excepto si el mismo realiza una simple mediación de pago, art. 77 RIRPF .

Mientras que los rendimientos del trabajo , en general, están sometidos en la retención/ingreso a cuenta a una tarifa progresiva que, además, tiene en cuenta las circunstancias personales y familiares del perceptor de las rentas, art. 80 RIRPF ; las restantes rentas sometidas a retención e ingreso a cuenta lo son a un tipo proporcional, por ejemplo, del 15% en el supuesto de rendimientos de la actividad económica de carácter profesional.

En cuanto a los ingresos a cuenta, se diferencian de las retenciones en que, además, de recaer exclusivamente sobre las mismas modalidades de renta sujetas a la obligación de retener, pero cuando éstas se abonan en especie; resulta que es necesario efectuar criterios de valoración específicos para calcular la base sometida al ingreso a cuenta, ya que en las retribuciones dinerarias la valoración (nominal de la suma pagada) es inmediata, lo que no sucede en la retribución en especie que, en general, ha de aproximar su valor al valor de mercado de la prestación recibida.

EJEMPLO 4

Un banco entrega, como promoción para abrir cuentas corrientes entre sus potenciales clientes, una vajilla Chavís, modelo multioriental, tipo clarete por cada cuenta corriente que se apertura con una imposición de 1.000 euros. ¿Cuál es el ingreso a cuenta?

RESULTADO

Nos encontramos ante una típica retribución en especie de los rendimientos del capital mobiliario, derivados de la cesión a terceros de capitales propios, art. 25.2 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (LIRPF) .

Ha de ser objeto de ingreso a cuenta.

La base sobre la cual aplicar el ingreso a cuenta se regula en el art. 103.1 RIRPF ; por lo tanto, a lo que le ha costado al banco adquirir esta vajilla, se le incrementa un 20%, y ésta es la base del ingreso a cuenta.

Por otro lado, el retenedor o el obligado a realizar el ingreso a cuenta está sometido a un conjunto de obligaciones formales, art. 108 LIRPF , sustancialmente: declarar y autoliquidar el pago a cuenta, emitir certificados del mismo y realizar, anualmente, una declaración anual informativa, resumen de las presentadas periódicamente a lo largo del ejercicio, identificando los perceptores de las rentas sometidas retención/ingreso a cuenta, su naturaleza, la base de la retención/ingreso a cuenta y la cuantía del pago a cuenta detraída.

En cambio, la obligación de efectuar pagos fraccionados sólo recae en determinados rendimientos de la actividad económica y la ha de cumplir el propio empresario o profesional.

Ver también

Recursos adicionales

Jurisprudencia, Doctrina y Modelos en vLex.com en la voz Cuestiones generales

En formularios En doctrina Legislación básica

Legislación citada

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS