Navarra: régimen de conquistas

Autor:Manuel Faus y Barbara Ariño
Cargo del Autor:Notario y Abogada
 
EXTRACTO GRATUITO

El régimen de conquistas se configura como un régimen de comunidad de bienes limitada a las adquisiciones a título oneroso producidas constante matrimonio, y a los frutos y rendimientos obtenidos del trabajo o actividad de los cónyuges y de los bienes comunes o privativos de cualquiera de ellos (Sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra de 16 marzo 2005). [j 1]

El régimen de conquistas está regulado en la Ley de Compilación del Derecho Civil Foral de Navarra o Fuero Nuevo (Ley 1/1973, de 1 de marzo) con una normativa vigente hasta el 15 de octubre de 2019, inclusive.

A partir del 16 de octubre de 2019 entra en vigor la nueva redacción y en parte nueva numeración de las Leyes dadas por la LEY FORAL 21/2019, de 4 de abril, de modificación y actualización de la Compilación del Derecho Civil Foral de Navarra o Fuero Nuevo.

Por ello, en este tema hay tres apartados:

I. Normas hasta el 15 de octubre de 2019.

II. Normas a partir del 16 de octubre de 2019, inclusive que se divide en.

a). Reglas generales a todo régimen económico matrimonial.

b) Normas del régimen de conquistas

Contenido
  • 1 Normas hasta el 15 de octubre de 2019, inclusive
    • 1.1 Titularidad de los bienes en el régimen de conquistas
      • 1.1.1 Bienes de conquista
      • 1.1.2 Bienes privativos
    • 1.2 Cargas y responsabilidades
      • 1.2.1 Cargas de la sociedad de conquistas
      • 1.2.2 Cargas privativas
    • 1.3 Administración y disposición de bienes de conquista
  • 2 Normas a partir del 16 de octubre de 2019, inclusive
    • 2.1 REGLAS GENERALES aplicables a todo régimen económico matrimonial
    • 2.2 NORMAS DEL REGIMEN DE CONQUISTAS
  • 3 Recursos adicionales
    • 3.1 En doctrina
    • 3.2 En formularios
  • 4 Legislación básica
  • 5 Legislación citada
  • 6 Jurisprudencia citada
Normas hasta el 15 de octubre de 2019, inclusive Titularidad de los bienes en el régimen de conquistas Bienes de conquista

Conforme con la Ley 82 de la Compilación de derecho civil foral de Navarra o Fuero Nuevo (FNN), en el régimen de conquistas se hacen comunes los siguientes bienes:

  • Los bienes incluidos en las conquistas en virtud de pactos o disposiciones.
  • Los bienes adquiridos a título oneroso con cargo a bienes de conquista durante el matrimonio por cualquiera de los cónyuges.
  • Los bienes adquiridos a título oneroso con cargo a bienes privativos y que los cónyuges convengan sean bienes de conquista, cualesquiera que fueran el precio o contraprestación y la naturaleza del derecho en cuya virtud fueran adquiridos, todo ello sin perjuicio de los reembolsos que procedan.
  • Los bienes ganados durante el matrimonio por el trabajo u otra actividad cualquiera de los cónyuges.
  • Los frutos y rendimientos de los bienes comunes y de los privativos.
  • Los derechos de arrendatario por contratos celebrados durante el matrimonio.
  • Los bienes adquiridos por derecho de retracto convencional o legal, opción, acceso a la propiedad, suscripción preferente u otro cualquier derecho de adquisición que pertenezca a la sociedad de conquistas, sin perjuicio de los reembolsos que procedan.
  • Las accesiones o incrementos de los bienes de conquista.
  • Cualesquiera otros bienes que no sean privativos conforme a la Ley 83 FNN.

Por su parte, el inciso final de la Ley 82 FNN establece una presunción de conquista sobre todos aquellos bienes cuya pertenencia privativa no conste, manifestando la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra de 12 de abril de 2006 [j 2] que:

las dudas existentes sobre el carácter de los recursos invertidos en su adquisición, han de resolverse a favor del carácter de conquista, tanto en el ámbito de las relaciones inter-cónyuges como en el concerniente a terceros. Y también reitera la jurisprudencia que en razón de la fuerza de la presunción legal de la ley 82 FNN y el art.1361 del Código Civil , que no es una presunción ordinaria sino que es un mecanismo de comunicación de los bienes entre los cónyuges en el matrimonio, la prueba de la privatividad de los bienes ha de ser eficaz y bastante (STS 8 de octubre de 2004, [j 3]) exigiendo prueba suficiente y cumplida (SSTS 24 de julio de 1996, [j 4] 29 de setiembre de 1997, [j 5] 20 de julio de 1998), [j 6]) no bastando los meros indicios y las simples conjeturas (STS 20 de junio de 1995., [j 7])

Sin embargo señala también la sentencia de esta Sala de 27 diciembre 2002 [j 8] la presunción de ser de "conquistas" los bienes del matrimonio es "iuris tantum" y cabe prueba en contrario (Ley 82, ap. penúltimo, y por extensión, también, Ley 92, ambas del Fuero Nuevo de Navarra); y paralelamente, artículo 1361 del Código Civil respecto a la "ganancialidad", establece también reiterada jurisprudencia común que admite prueba en contrario (SSTS 22 de diciembre de 1992, 18 de julio de 1994, [j 9] 20 de junio de 1995, 29 de julio de 1999, 22 febrero 2000, [j 10] 8 octubre 2004); [j 11] pudiéndose destruir la presunción con cualquier clase de prueba, incluyendo las presunciones (SSTS 21 de mayo de 1996, [j 12] 7 de abril de 1997). [j 13] valoración de la prueba que corresponde a la Sala de instancia, y que debe ser respetada en casación si no se muestra errónea o infundada.

Bienes privativos

La Ley 83 FNN establece como bienes privativos de cada cónyuge los siguientes:

  • Los excluidos de las conquistas en virtud de pactos o disposiciones.
  • Los que a un cónyuge provengan de título oneroso anterior al matrimonio, aunque durante éste tenga lugar la adquisición o aun cuando el precio o contraprestación fuere satisfecho, total o parcialmente, con fondos del otro cónyuge o de la sociedad de conquistas.

Por tanto, como indica la sentencia del TSJ de Navarra de 30 de junio de 2003 [j 14] lo decisivo para su calificación será el tiempo del título adquisitivo (anterior al matrimonio), siendo indiferente que el modo (“traditio”) haya tenido lugar con posterioridad al matrimonio y también la procedencia de los fondos para hacer frente al pago (del otro cónyuge o de la sociedad de conquistas), sin perjuicio de los reembolsos oportunos.

No obstante lo anterior, la norma establece una excepción para el supuesto de que se trate de la vivienda o ajuar familiares, según el cual el bien adquirido corresponderá proindiviso a la sociedad de conquistas y al otro cónyuge en proporción al valor de las aportaciones respectivas. En este supuesto, lo decisivo no es el tiempo o momento del título de la adquisición, sino la titularidad o procedencia de las aportaciones para sufragar el pago. Como advierte la mentada resolución:

Quiere ello decir que si el pago tuvo lugar con aportación única y exclusiva de bienes de uno de los cónyuges, será éste el titular; si fue con bienes de la titularidad de ambos cónyuges se producirá un proindiviso entre ellos en proporción al valor de las aportaciones efectuadas por cada uno de ellos, y si lo fue con bienes de uno (o ambos cónyuges) y con los de la sociedad de conquistas, el proindiviso tendrá lugar en proporción a las aportaciones efectuadas por cada uno de dichos sujetos de derecho. Ha de tenerse en cuenta que la norma expresa “aportaciones”, lo que es similar a pagos efectivos para hacer frente al precio de adquisición del bien, y que no obliga, a diferencia de cuanto establece el artículo 1.357 del Código Civil que se trate de compras a plazos o de precio aplazado, sino de aportaciones para sufragar el importe del precio.
  • Los adquiridos a título lucrativo antes del matrimonio o durante éste.
  • Los adquiridos por compra, permuta, dación en pago, venta, transacción y por otra subrogación cualquiera de bienes privativos.
  • Los adquiridos con cargo a bienes de conquista si en el título adquisitivo ambos cónyuges hacen constar la atribución privativa a uno de ellos. Dentro de este concepto deben incluirse los bienes adquiridos en común por ambos cónyuges en régimen de copropiedad o comunidad ordinaria por cuotas, siendo éstos privativos de cada uno en la cuota que les corresponda (sentencia del TSJ de Navarra de 17 abril 2012. [j 15])
  • Los adquiridos por derecho de retracto convencional o legal, opción, acceso a la propiedad, suscripción preferente u otro cualquier derecho de adquisición pertenecientes a uno de los cónyuges, sin perjuicio de los reembolsos que procedan.
  • Las accesiones o incrementos de los bienes privativos, sin perjuicio de los reembolsos que procedan.
  • Los edificios construidos, las nuevas plantaciones y otras cualesquiera mejoras en bienes privativos de uno de los cónyuges, sin perjuicio de los reembolsos que procedan. Como advierte la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra de 26 febrero 2009 [j 16] esta regulación coincide con lo previsto en el primer párrafo del artículo 1.359 del Código Civil pero difiere en el tratamiento que dan a los reembolsos. Así, el Código Civil ha optado por traducir el derecho de crédito de la sociedad de gananciales en un derecho, también de crédito, pero sobre la plusvalía que se hubiere generado en el bien privativo de que se trate; lo que ni es propiamente un reembolso, ni supone, tampoco, actualización "del valor satisfecho"; mientras que el régimen de reembolsos previsto en la Ley 88 FNN, permite aplicar un criterio de actualización en consonancia con la naturaleza de los bienes invertidos en la mejora de uno u otro patrimonio.
  • El resarcimiento de daños y la indemnización de perjuicios causados a la persona de un cónyuge o en sus bienes privativos.
  • Los bienes y derechos patrimoniales inherentes a la persona y los no transmisibles «inter vivos».
Cargas y responsabilidades Cargas de la sociedad de conquistas

La Ley 84 FNN distingue entre los siguientes supuestos:

1.- Los gastos y obligaciones que son, a un mismo tiempo, de cargo y responsabilidad de la sociedad de conquista, cuales son:

El sostenimiento de la familia, la alimentación y educación de los hijos comunes, así como de los hijos de anterior matrimonio de uno de los cónyuges si éste no hubiere hecho la partición y entrega de bienes a que se refiere la Ley 105 FNN sobre liquidación de sociedad de anteriores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA