Recursos contra la calificación del Registrador

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

El recurso contra la calificación del Registrador es una posibilidad del interesado cuando no está conforme con las faltas subsanable o insubsanables que manifiesta el Registrador en su calificación.

Puede verse calificación registral y Faltas subsanables e insubsanables de los títulos sujetos a inscripción en el Registro de la Propiedad

Contenido
  • 1 La calificación registral negativa es recurrible
  • 2 Calificación sustitutoria
  • 3 Posición de los interesados
  • 4 Novedades en materia de recursos
  • 5 Clases de recursos contra la calificación
    • 5.1 Recurso ante el Jugado de la capital de la Provincia
    • 5.2 Recurso ante la DGRN contra la calificación
      • 5.2.1 Legitimación para interponer recurso contra la calificación
      • 5.2.2 Procedimiento del recurso contra la calificación
  • 6 Concreción del objeto de recurso
  • 7 Recurso fuera de plazo
  • 8 Indicación final sobre la calificación
  • 9 Recursos adicionales
    • 9.1 En formularios
    • 9.2 En doctrina
  • 10 Legislación básica
  • 11 Legislación citada
  • 12 Jurisprudencia citada
La calificación registral negativa es recurrible

El llamado principio de legalidad exige una actividad previa a la práctica del correspondiente asiento registral y esta actividad es la calificación del registrador quien, bajo su responsabilidad, determina si el título se adecúa a las Leyes, cumpliendo todos lo requisitos necesarios, o por el contrario, si adolece de algún defecto o falta y el carácter de unos u otros.

Si la calificación es positiva, según el art. 19 de la LH el Registrador inscribirá y expresará en la nota de despacho, al pie del título, los datos identificadores del asiento, así como las afecciones o derechos cancelados con ocasión de su práctica. Si el estado registral de titularidad o cargas fuere discordante con el reflejado en el título, librará nota simple informativa .

Obsérvese que contra la calificación positiva no cabe el recurso ante la DGRN.

  • Reiteradamente, la DGRN insiste en que sólo cabe recurso contra la calificación del registrador cuando éste no inscribe por observar determinados defectos o impedimentos, pero como dice la Resolución de la DGRN de 19 de diciembre de 2014 [j 1], reiterando lo dicho en múltiples ocasiones:
el expediente de recurso contra las calificaciones de los registradores de la Propiedad es exclusivamente la determinación de si la calificación negativa es o no ajustada a Derecho. No tiene en consecuencia por objeto cualquier otra pretensión de la parte recurrente, señaladamente la determinación de la validez o no de un título ya inscrito, ni de la procedencia o no de la práctica, ya efectuada, de los asientos registrales, cuestiones todas ellas reservadas al conocimiento de los tribunales.
  • O, como repite reiteradamente la DG, (por todas la Resolución de la DGRN de 6 de septiembre de 2016 [j 2] si la calificación es positiva y ha desembocado en la práctica del asiento, éste queda bajo la salvaguardia de los tribunales ( artículo 1 de la Ley Hipotecaria) y produce todos sus efectos mientras no se declare su inexactitud en los términos establecidos en la propia Ley, lo que conduce a su artículo 40, en el que se regulan los mecanismos para lograr la rectificación del contenido del Registro cuando es inexacto.

Y ello es así, como destaca la Resolución de la DGRN de 13 de septiembre de 2018, [j 3] porque practicados los asientos (en el caso concreto, ordenados por la autoridad judicial como consecuencia de un procedimiento de ejecución hipotecaria,) los mismos se hallan bajo la salvaguardia judicial y no es posible revisar en recurso gubernativo la legalidad en la práctica de dicho asiento ni de la calificación positiva previa en que encuentran su fundamento los efectos de legitimación que dichos asientos generan.

Si el Registrador notare alguna falta en el título, la manifestará a los que pretendan la inscripción, para que, si quieren, recojan el documento y subsanen la falta durante la vigencia del asiento de presentación. Si no lo recogen o no subsanan la falta a satisfacción del Registrador, devolverá el documento para que puedan ejercitarse los recursos correspondientes, sin perjuicio de hacer la anotación preventiva si se solicita expresamente.

Es decir, ante la decisión negativa del registrador cabe subsanar la falta, retirar la documentación, exigir que se les muestre la calificación, desistir de la práctica del asiento correspondiente, pedir la calificación sustitutiva que regula el art. 19bis de la LH, o recurrir. Todo ello se trata a continuación.

Calificación sustitutoria

Según el art. 19 bis de la LH si el registrador califica negativamente el título, sea total o parcialmente, dentro o fuera del plazo a que se refiere el artículo 18 de la Ley , el interesado podrá recurrir ante la Dirección General de los Registros y del Notariado o bien instar la aplicación del cuadro de sustituciones previsto en el artículo 275 bis de la Ley.

Señala la Resolución de la DGRN de 20 de abril de 2016 [j 4] que el Notario es uno de los destinatarios de notificación de la calificación negativa por lo que si el notario autorizante del documento puede recurrir debe entenderse igualmente legitimado para instar la calificación sustitutoria.

Pone de relieve la Resolución de la DGRN de 11 de junio de 2014 [j 5] que la calificación sustitutoria regulada en el art. 19 bis de la LH no constituye un recurso impropio que se presenta ante otro registrador, sino un medio de obtener una segunda calificación porque el legitimado para instar ésta no está conforme con la inicialmente efectuada. Por ello, la calificación sustitutoria, como tal, debe cumplir todos y cada uno de los requisitos de fondo y forma establecidos en la legislación hipotecaria, bien que limitada a los defectos señalados por el registrador sustituido, por cuanto no cabe la «reformatio in peius» mediante la ampliación de la calificación con la alegación de nuevos defectos por el registrador sustituto.

La calificación sustitutoria se rige por las siguientes reglas:

1ª. El interesado deberá ejercer su derecho en los quince días siguientes a la notificación de la calificación negativa, durante la vigencia del asiento de presentación, mediante la aportación al registrador sustituto del testimonio íntegro del título presentado y de la documentación complementaria.

2ª. El Registrador sustituto que asuma la inscripción del título lo comunicará al Registrador sustituido, pudiendo con carácter previo y en orden a esta finalidad solicitar que se le aporte información registral completa, de no existir o ser insuficiente la remitida con el testimonio íntegro del título.

El Registrador sustituido hará constar dicha comunicación, en el mismo día de su recepción o el siguiente hábil, por nota al margen del asiento de presentación, indicando que se ha ejercido el derecho a solicitar la calificación de los títulos a un Registrador de los incluidos en el cuadro de sustituciones, la identidad de éste y el Registro del que sea titular. A partir de la fecha de recepción de la comunicación referida, el Registrador sustituido deberá suministrar al Registrador sustituto información continuada relativa a cualquier nueva circunstancia registral que pudiera afectar a la práctica del asiento.

3ª. Si el Registrador sustituto calificara positivamente el título, en los diez días siguientes al de la fecha de la comunicación prevista en la regla anterior, ordenará al Registrador sustituido que extienda el asiento solicitado, remitiéndole el texto comprensivo de los términos en que deba practicarse aquél, junto con el testimonio íntegro del título y documentación complementaria.

En todo caso, en el asiento que se extienda, además de las circunstancias que procedan de conformidad con su naturaleza, deberá constar la identidad del Registrador sustituto y el Registro del que fuera titular.

Extendido el asiento, el Registrador sustituido lo comunicará al Registrador sustituto, y devolverá el título al presentante con nota al pie del mismo, extendida conforme a la legislación hipotecaria.

4ª. Si el Registrador sustituto asumiera la inscripción parcial del título se procederá del modo previsto en las reglas segunda y tercera. Dicha inscripción parcial sólo podrá practicarse si media consentimiento del presentante o del interesado.

5ª. Si el registrador sustituto calificara negativamente el título, devolverá éste al interesado a los efectos de interposición del recurso frente a la calificación del registrador sustituido ante la Dirección General de los Registros y del Notariado, el cual deberá ceñirse a los defectos señalados por el registrador sustituido con los que el registrador sustituto hubiera manifestado su conformidad.

En la calificación el registrador sustituto se ajustará a los defectos señalados por el registrador sustituido y respecto de los que los interesados hubieran motivado su discrepancia en el escrito en el que soliciten su intervención, no pudiendo versar sobre ninguna otra pretensión basada en otros motivos o en documentos no presentados en tiempo y forma. Para fundar su decisión podrá pedir informe al Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España, que lo evacuará a través de sus servicios de estudios, todo ello bajo responsabilidad del registrador y sin que pueda excederse del plazo de calificación.

Como resulta de lo expuesto, el Registrador sustituto puede:

  • confirmar la calificación del primer registrador (el sustituido). El sustituto queda al margen
  • revocarla totalmente, es decir, entender que los defectos alegados no son tales; en este caso debe remitir el texto de la inscripción que practica el sustituido bajo la responsabilidad del sustituto.
  • aceptar unos defectos y no otros; en estos casos, si los interesados aceptan la inscripción parcial, igualmente el sustituto remitirá el texto del asiento, que quedará bajo se responsabilidad. Ahora bien, si los interesados subsanan los defectos apreciados por el registrador sustituto, corresponderá su calificación y la práctica de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA