Responsabilidad civil

Autor:Bárbara Ariño y Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

En la responsabilidad civil se establece la obligación de reparar el daño ocasionado a un tercero por un actuar culpable o negligente del agente causante del mismo.

La responsabilidad civil debe entenderse como la obligación, ya sea contractual o extracontractual, que tiene el sujeto civilmente responsable de reparar el daño ocasionado a un tercero.

Contenido
  • 1 Responsabilidad contractual y extracontractual
    • 1.1 Responsabilidad contractual
    • 1.2 Responsabilidad extracontractual
    • 1.3 Diferencias
  • 2 Yuxtaposición de responsabilidades
  • 3 Extensión de la indemnización
    • 3.1 Daño emergente
    • 3.2 Lucro cesante
    • 3.3 Daño moral
  • 4 La responsabilidad solidaria
  • 5 Ver también
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
    • 6.2 En doctrina
  • 7 Legislación citada
  • 8 Legislación básica
  • 9 Jurisprudencia citada
Responsabilidad contractual y extracontractual Responsabilidad contractual

Dispone el art. 1101 del Código Civil (CC) que:

aquellos que, en cumplimiento de sus obligaciones, incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, quedarán sujetos a la correspondiente indemnización de los daños y perjuicios causados.

En este sentido, es reiterada la jurisprudencia del TS (citándose, por todas, la STS de 3 de julio de 2001 [j 1] y STS de 14 de febrero de 2007) [j 2] que los requisitos que deben concurrir para que proceda la indemnización de daños y perjuicios derivada del incumplimiento de una obligación son:

  • La preexistencia de una obligación.
  • El incumplimiento de la obligación preexistente debido a culpa o negligencia o falta de diligencia del demandado, sin que concurra caso fortuito o fuerza mayor.
  • La realidad de los perjuicios ocasionados.
  • La existencia de un nexo causal entre aquella conducta y los daños producidos.
Responsabilidad extracontractual

Nos remitimos al tema específico Responsabilidad extracontractual de esta misma obra.

Diferencias

Los regímenes de responsabilidad civil aparecen en nuestro derecho perfectamente diferenciados, concretándose sus diferencias principalmente en:

  • La regulación: mientras que el régimen general de responsabilidad contractual se halla regulado en los arts. 1101 y ss, CC, la responsabilidad extracontractual se encuadra dentro del capítulo de las obligaciones que nacen de la culpa o negligencia (arts. 1902 y ss, CC).
  • El origen: la responsabilidad contractual presupone una relación jurídica preexistente que, según precisa la STS de 19 de junio de 1984, [j 3] consiste ordinariamente en un contrato (pero puede ser cualquier otra relación jurídica que conceda un medio específico de resarcimiento), mientras que la culpa extracontractual se fundamenta en la existencia de un daño, con independencia de una relación jurídica previa entre las partes.
  • La distribución de la carga de la prueba: mientras que en la responsabilidad contractual el acreedor sólo debe probar la preexistencia de la obligación y la realidad del daño como consecuencia del incumplimiento, en la extracontractual el perjudicado debe acreditar la culpa del agente y el nexo causal existente entre la acción u omisión de aquél y el daño sufrido.

Respecto a la prescripción dicha de 5 años: conviene tener en cuenta las situaciones anteriores al 7 de octubre de 2015 (entrada en vigor de la nueva redacción dada al art. art. 1964, CC por la citada Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil; conforme al art. art. 1939, CC se regirán por la redacción anterior del CC - 15 años - , pero si a partir del 7 de octubre de 2015 transcurriesen los 5 años que se exige ahora para esta prescripción, surtirá ésta su efecto, aunque por la norma anterior se requiriesen los 15 años. En este sentido la Resolución de la DGRN de 21 de abril de 2016 [j 4] advierte que para lograr las prescripciones iniciadas antes de la entrada en vigor de la Ley 42/2015 se deberán cumplir cinco años después de la vigencia de la misma, es decir el 7 de octubre de 2020 y no cinco años desde el momento en que pudo ejercitarse.

Las diferencias existentes entre ambos regímenes no impide, sin embargo, que existan puntos de coincidencia basados en el principio general de indemnizar el daño causado al perjudicado, aproximándose la finalidad reparadora de ambos mediante la aplicación indistinta de preceptos que pueden considerarse comunes y admitiendo la yuxtaposición de responsabilidades.

Yuxtaposición de responsabilidades

La yuxtaposición de responsabilidades o también denominada “unidad de culpa civil” se produce cuando un evento dañoso viola una obligación contractual y, al mismo tiempo, el deber general de no dañar a otro.

En estos casos, surgen acciones distintas (contractual y extracontractual) que pueden ejercitarse alternativa y subsidiariamente, optando por una o por otra, o incluso proporcionando los hechos al juzgador a fin de que éste aplique las normas que más se acomoden a aquéllos, todo ello para favorecer al perjudicado y conseguir el resarcimiento íntegro del daño producido (véase, en este sentido, la STS de 1 de febrero de 1994 [j 5] o STS de 14 de fenrero de 1994, [j 6] entre otras muchas).

Ahora bien, se excluye la yuxtaposición de responsabilidades en aquellos supuestos en que se dan puramente los requisitos definidores de una u otra responsabilidad que, como precisa la citada STS de 19 de junio de 1984, [j 7] ocurre en los siguientes casos:

  • Responsabilidad aquiliana pura: cuando el acto causante del evento dañoso se presenta con entera abstracción de la obligación preexistente y operaría con la misma extensión e intensidad aunque ésta no hubiera existido nunca.
  • Responsabilidad contractual pura: cuando el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA