Sustitución vulgar en derecho común

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Precisa el Tribunal Supremo, en Sentencia de 22 de octubre de 2004, [j 1] que «es la sustitución vulgar la disposición testamentaria donde el testador nombra a un segundo o ulterior heredero (o legatario) en previsión de que el anterior heredero instituido (o legatario llamado) no llegue efectivamente a serlo, por no poder o no querer». Y añade: «mediante esta figura jurídica se concede al testador el medio de lograr que le suceda un heredero de su libre elección, con preferencia a los posibles titulares del derecho de acrece y al heredero determinado por la ley en el orden de la sucesión intestada».

Recuerda la Resolución de la DGRN de 13 de noviembre de 2015 [j 2] la doctrina tradicional, según la cual la sustitución vulgar simple y sin expresión de casos comprende tanto los de premoriencia como los de incapacidad y renuncia, de modo que llamados los hijos y sustituidos por la vulgar por sus descendientes, la renuncia del hijo a su llamamiento hereditario, determina el juego de la sustitución a favor de sus descendientes, los cuales por imperativo del artículo 1058 del Código Civil deberán intervenir en la partición de la herencia y solamente en el caso de que no existan sustitutos vulgares, podrá entrar en juego el derecho de acrecer (cfr. artículos 981 y siguientes del Código Civil ) y, subsidiariamente se procederá a la apertura de la sucesión intestada (cfr. artículo 912 del Código Civil.)

Contenido
  • 1 Determinación de los sustitutos vulgares
  • 2 Interpretaciones de Cláusulas testamentarias
  • 3 Ver también
  • 4 Recursos adicionales
  • 5 En formularios
  • 6 En doctrina
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia citada
Determinación de los sustitutos vulgares

Como cuestión previa hay que dejar claro que si el testador nombra unos herederos determinados, no se precisa prueba alguna de que no hay otros herederos forzosos si el/los nombrado/s ostentan tal cualidad ni tampoco se debe probar que no dejó ningún heredero forzoso si el nombrado era un extraño; los nombrados podrán aceptar la herencia y no hace falta probar que no hay otros o no ha dejado algún heredero forzoso: es la que se llama la no necesidad de justificar tal circunstancia negativa. La Dirección General de los Registros y del Notariado sentó tal Doctrina a partir de una Resolución de 2 de diciembre de 1.897. En el mismo sentido, se pronuncia la Resolución de la DGRN de 23 de febrero de 2007 [j 3] o 13 de diciembre de 2007, [j 4] entre otras.

Pero si el testador ha nombrado uno o varios herederos y les ha designado un sustituto vulgar nominativamente nombrado para el caso de premoriencia y demás legales, si al fallecer el testador no hay heredero (ha premuerto, renuncia, etc.) no hay problema alguno de prueba: el sustituto vulgar, sin problema alguno de identificación, deberá concurrir a la herencia.

El tema que nos planteamos es si el sustituto no está determinado por su nombre y apellidos sino en la forma genérica, por ejemplo se habla de sus hijos o sus descendientes.

Se pregunta si deberá probarse que no hay descendientes que entren como sustitutos vulgares o basta la simple manifestación de los herederos que comparecen.

Conviene diferenciar dos casos:

1º.- Premoriencia del heredero o legatario.

Este tema es el que aborda la Resolución de la DGRN de 21 de Mayo de 2.003. [j 5]

Hechos : Fallece un testador que nombra herederos a sus seis hijos y les sustituye, por la vulgar, por sus descendientes por estirpes. Concurren a la herencia además de la viuda, cinco hijos quienes acreditan más tarde... la defunción de una hermana, y simplemente manifiestan en la escritura que tal hermana falleció sin descendientes, por lo que su parte ha acrecido a los demás. El Notario autoriza la escritura.

Denegación: El Registrador deniega la inscripción por no haberse acreditado fehacientemente que la sustitución ha resultado ineficaz por haber fallecido sin descendientes la heredera instituida.

Doctrina de la D.G. : la doctrina antes expuesta de la no necesidad de justificar el hecho negativo de que no hay otros herederos forzosos cuando concurren todos los llamados en el testamento no puede confundirse con la posibilidad de prescindir de una persona nombrada a quien se le ha designado sustituto; más claro: debe probarse que el que ha fallecido y a quien se le nombró sustitutos a sus descendientes no los ha dejado; y una prueba (la más normal) es el Acta de Notoriedad. En consecuencia, hay que probar que el heredero premuerto no ha dejado descendientes, sin que sea suficiente la simple manifestación de los otros herederos de que no los tuvo.

Es decir, no basta la manifestación de los otorgantes; de la Resolución de la DGRN de 1 de junio de 2013, [j 6] reiterado en la Resolución de la DGRN de 29 de enero de 2016 [j 7] resulta:

  • la forma más conveniente es la declaración de herederos abintestato del sustituido.
  • es admisible acta de notoriedad para la acreditación del hecho sucesorio concreto, como es la existencia de sustitutos vulgares.
  • podrá admitirse aportar testamento del sustituido en el que indica quienes son sus hijos, pero debe aportarse además el certificado del Registro General de Actos de Ultima Voluntad, según la Dirección General por la siguiente razón:
la admisión de copia de testamento del causante como forma hábil de prueba de la existencia e identificación de sustitutos vulgares indeterminados, debe cumplir, al menos, la mínima exigencia en su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA