Retracto de colindantes en finca rústica

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

El retracto de colindantes es derecho real de adquisición preferente que permite al propietario de una finca rústica subrogase en el lugar del comprador cuando éste no es colindante y se vende una finca rústica cuya cabida no excede de una hectárea.

Contenido
  • 1 Concepto y Fundamento
  • 2 Regulación Legal
  • 3 Preferencias
  • 4 Naturaleza rústica de la finca
    • 4.1 Criterios generales
    • 4.2 Conclusión
  • 5 Ejercicio del retracto
  • 6 Normativa complementaria
    • 6.1 Para todo el territorio nacional
    • 6.2 En Cataluña
      • 6.2.1 Preferencia entre derechos de adquisición legales
  • 7 Retracto y Subasta Judicial
  • 8 Ver también
  • 9 Recursos adicionales
    • 9.1 En formularios
    • 9.2 En doctrina
  • 10 Legislación básica
  • 11 Legislación citada
  • 12 Jurisprudencia citada
Concepto y Fundamento

La Sentencia nº 94/2008 de TS de 4 de febrero de 2008 [j 1] explica que:

en el caso del retracto de colindantes o asurcanos se trata de limitaciones impuestas a la propiedad rústica a modo de cargas de derecho público, pues aunque puedan redundar en provecho de particulares están motivadas por el interés general. En cuanto supone una limitación a la libre disponibilidad de los bienes por su propietario y una excepción al principio de libertad de contratación, es objeto de una rigurosa regulación legal y merece una interpretación restrictiva pues en definitiva supone que quien ha adquirido una finca, por compraventa o dación en pago, pierde la propiedad en virtud de una disposición legal que le impone su transmisión a un tercero, quedando sin efecto su adquisición por causas ajenas a la misma. De ahí que se establezca un breve plazo de caducidad de nueve días para su ejercicio en el art.1524 del Código Civil (CC) , transcurridos los cuales ya no puede tener lugar el retracto.

Y la Sentencia nº 418/2009 de TS de 29 de mayo de 2009 [j 2] considera que no es baldío recordar el concepto y función del retracto y así indica que se trata de un retracto legal que el art. 1521 CC define como subrogación, pero que realmente es el poder para adquirir una cosa una vez transmitida a tercero, con las mismas condiciones que éste; lo que constituye un límite a la propiedad en interés privado, en cuanto queda restringido el derecho de propiedad del adquirente a mantenerlo. La finalidad del retracto de colindantes es facilitar remedio a la división excesiva de la propiedad territorial rústica, siendo justificación del mismo, el interés público a fin de evitar la excesiva división de la propiedad prevaleciendo el interés de la agricultura.

En definitiva, como destaca la Sentencia nº 724/2013 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 18 de noviembre de 2013 [j 3] para todo retracto legal: no se trata de subrogarse, como dice el artículo art. 1521 CC, sino que se produce una nueva adquisición por parte del retrayente.

Regulación Legal

El art. 1523 del Código Civil (CC) establece que tendrán derecho de retracto los propietarios de las tierras colindantes, cuando se trate de la venta de una finca rústica cuya cabida no exceda de una hectárea. El derecho a que se refiere el párrafo anterior no es aplicable a las tierras colindantes que estuvieren separadas por arroyos, acequias, barrancos, caminos y otras servidumbres en provecho de otras fincas.

Y el art. 1.524 CC nos indica que el plazo es de nueve días contados desde la inscripción y, en su defecto, desde que el retrayente hubiera tenido conocimiento de la venta. La Sentencia nº 509/2013 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 22 de julio de 2013 [j 4] reitera su doctrina en el sentido de que el art. 1524 establece una presunción «iuris et de iure» de conocimiento de la venta por el retrayente desde la fecha de la inscripción. El plazo se cuenta desde el día siguiente a la inscripción en el Registro de la Propiedad, pero si el retrayente conoció la venta en detalle antes de la misma, se contará desde dicho momento.

Por otra parte, según el art. 1.525 CC en el retracto legal tendrá lugar lo dispuesto en los art. 1511 CC y art. 1518 CC, es decir, el que usa el retracto:

  • Sustituye al vendedor en todos sus derechos y acciones.
  • Debe satisfacer al primer comprador el precio de la venta y, además, los gastos del contrato y cualquier otro pago legítimo hecho para la venta y los gastos necesarios y útiles hechos en la cosa vendida.
Preferencias

Preferencia entre el retracto de comuneros, el de colindantes del CC y el de arrendamientos rústicos, si concurren los tres:

El retracto de colindantes del CC es preferente al del arrendatario, pero siempre que ambas fincas (la que se enajena y la del retrayente) no excedan de una hectárea; fuera de este caso, la Ley actual dice que será preferente el retracto del arrendatario a cualquier otro de preferente adquisición; pero ¿qué ocurre con el retracto de comuneros?

Como la Ley concede el retracto en el caso de enajenación de porción determinada o de una participación indivisa de una finca, el retracto del arrendatario rústico ha de ser preferente al de comuneros.

Escritura: este retracto, cuando es operativo, impide otorgar la escritura sin previa notificación, además de la necesaria notificación posterior.

Naturaleza rústica de la finca Criterios generales

Recuerda la Sentencia nº 107/2010 de TS de 26 de febrero de 2010 [j 5] que se considera que la finca es rústica por:

a) La situación o emplazamiento en el campo, y no en la ciudad.

b) El aprovechamiento o destino (explotación agrícola, pecuaria o forestal frente a vivienda, industria o comercio).

c) La preponderancia de alguno de estos elementos, si ambos concurren en un mismo predio, o por la relación de dependencia que entre ellos exista como principal el uno y accesorio el otro.

Así también la STS de 29 de octubre de 1985 [j 6] o STS de 14 de noviembre de 1991. [j 7]

El problema que planteamos es el siguiente: cuando se vende una finca de extensión no superior a 10.000 metros cuadrados, está situada fuera del casco urbano y en ella radica una vivienda o chalet, ¿tiene el colindante derecho de retracto?

Literalmente, el precepto habla de finca rústica; por tanto, una finca situada en el campo, aunque haya un edificio, sigue siendo rústica y ello se demuestra por la superficie que es necesaria para poder segregar fincas o para poder construir en suelo rústico.

Por tanto, el caso que se plantea se refiere a una finca que, en principio, es rústica, aunque en ella haya un edificio.

La finalidad del retracto es facilitar, con el transcurso del tiempo, «algún remedio a la división excesiva de la propiedad territorial, allí donde este exceso ofrece obstáculo insuperable al desarrollo de la riqueza», como dijo la STS de 29 de octubre de 1985. [j 8] Se trata, por tanto, de eliminar los minifundios y aumentar la productividad (así es para el de colindantes y lo mismo cabe decir del retracto a favor del titular de una explotación agraria prioritaria, que lo tiene si la finca colindante enajenada es inferior al doble de la unidad mínima de cultivo del sector).

El problema a dilucidar es si estas finalidades se consiguen cuando se trata de una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA