Tanteos y retractos legales en Pais Vasco

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

En el País Vasco se aplican los tanteos y retractos legales de ámbito estatal.

Puede verse los Tanteos y retractos legales en el Código Civil y en la legislación estatal , en concreto:

1. El Tanteo y retracto del arrendatario de finca urbana .

2. El Tanteo y retracto del arrendatario de finca rústica .

3. El Retracto de colindantes en finca rústica .

4. El Retracto de comuneros .

5. y los Retractos a favor de la administración .

Pero además hay un tanteo y retracto legal específico del País Vasco que se denomina la saca foral que es un derecho legal de preferente adquisición.

Se hará referencia a la normativa de la LEY 5/2015, de 25 de junio, de Derecho Civil Vasco que mantiene viva en Bizkaia la institución de la troncalidad y el ejercicio del derecho de saca foral cuando se enajenen los bienes troncales

Contenido
  • 1 Supuesto de aplicación de la saca foral
  • 2 Carácter de bienes troncales
    • 2.1 Bienes troncales
    • 2.2 Bienes troncales y parentesco troncal
    • 2.3 Los bienes raíces
    • 2.4 Villas, ciudad y troncalidad
  • 3 Extensión de la troncalidad
  • 4 Nacimiento y extinción de la troncalidad
  • 5 Los parientes tronqueros y su prelación
  • 6 Efectos de la troncalidad
  • 7 Troncalidad y la sucesión
  • 8 Normas generales
    • 8.1 Elemento Subjetivo
    • 8.2 Elemento objetivo
    • 8.3 Renuncia
    • 8.4 Procedimiento
      • 8.4.1 El llamamiento
      • 8.4.2 Pretendientes
      • 8.4.3 Formalidad del acta
      • 8.4.4 Peritaje
      • 8.4.5 Falta de tronqueros interesados
      • 8.4.6 Otras posibilidades
    • 8.5 Escritura
    • 8.6 Falta de llamamiento
    • 8.7 Supuestos de ejecución
    • 8.8 Aplicación a la permuta
    • 8.9 Supuesto de arrendatarios y parientes tronqueros
    • 8.10 Preferencia entre la saca y otros retractos análogos
    • 8.11 Enajenaciones posteriores del tronquero que ha hecho uso de la saca
  • 9 Ver también
  • 10 Recursos adicionales
    • 10.1 En formularios
    • 10.2 En doctrina
  • 11 Legislación básica
  • 12 Legislación citada
  • 13 Jurisprudencia citada
Supuesto de aplicación de la saca foral

Se trata de un derecho de preferencia que la Ley concede a los llamados parientes tronqueros en el caso de enajenación de bienes troncales; en realidad no es un tanteo o retracto que de derecho al pariente tronquero a subrogarse en la posición del adquirente por el mismo precio y condiciones, sino un derecho a impugnar la enajenación y satisfacer el precio que se fije en la forma que luego se dirá.

Como indica la Sentencia nº 111/2010 de TS de 11 de marzo de 2010, [j 1] referida a una persona que había adquirido con posterioridad vecindad civil común, la saca:

no es una figura arcaica o en desuso sino una institución con profundo arraigo y con una regulación moderna y reciente adaptada a las necesidades de la sociedad actual que no debe ser ignorada y vulnerada por el simple hecho de que el causante llevase muchos años viviendo en Madrid.

Y esto es importante: la pérdida de la vecindad civil no afecta a la aplicación de las normas específicas de esta institución, como recuerda la citada sentencia.

Carácter de bienes troncales Bienes troncales

Según el art. 62 de la LEY 5/2015, de 25 de junio, de Derecho Civil Vasco:

La propiedad de los bienes raíces sitos en la tierra llana de Bizkaia y en los términos municipales alaveses de Aramaio y Llodio es troncal. La troncalidad protege el carácter familiar del patrimonio.
El propietario de los bienes troncales solamente puede disponer de ellos respetando los derechos de los parientes tronqueros.
Los actos de disposición que vulneren los derechos de los parientes tronqueros únicamente podrán ser impugnados en la forma y con los efectos que se establecen en esta ley.
Bienes troncales y parentesco troncal

Según el art. 63 de la Ley de Derecho Civil Vasco:

  • El parentesco troncal se determina siempre con relación a un bien raíz sito en el infanzonado o tierra llana de Bizkaia o en los términos municipales alaveses de Aramaio y Llodio.
  • Los bienes raíces solamente son troncales si existen parientes tronqueros.
  • Los bienes adquiridos de quien no fuese pariente tronquero, aunque hayan pertenecido anteriormente a alguno de ellos, no se hacen troncales mientras no se transmitan a un descendiente.
Los bienes raíces

Según el art. 64 de la Ley de Derecho Civil Vasco:

  • A efectos de troncalidad son bienes raíces la propiedad y demás derechos reales de disfrute que recaigan sobre el suelo y todo lo que sobre éste se edifica, planta y siembra.
  • Los bienes muebles destinados o unidos a los expresados en el párrafo anterior tendrán la consideración de raíces, salvo que, pudiendo ser separados sin detrimento, se transmitan con independencia.
  • No están sujetos al principio de troncalidad los frutos pendientes y las plantas, cuando sean objeto de transmisión separada del suelo, ni los árboles, cuando se enajenen para su tala.
Villas, ciudad y troncalidad

Según el art. 65 de la Ley de Derecho Civil Vasco:

  • Dentro del territorio de las citadas villas y ciudad solamente regirá la troncalidad en su zona de tierra llana delimitada en los planos elaborados por las villas y aprobados por acuerdo de las Juntas Generales de Bizkaia de 4 de mayo de 1994.
  • Las modificaciones administrativas en los límites de los términos municipales de Bizkaia no alterarán el Derecho civil aplicable a los territorios afectados.
Extensión de la troncalidad

Según el art. 67 de la Ley de Derecho Civil Vasco:

  • En la línea descendente, el parentesco troncal se prolonga sin limitación de grado, salvo lo dispuesto en el artículo 63.3
  • En la ascendente, termina en el ascendiente que primero poseyó el bien raíz.
  • En la colateral, llega hasta el cuarto grado civil, inclusive, de parentesco.
Nacimiento y extinción de la troncalidad

Según el art. 68 de la Ley de Derecho Civil Vasco:

  • La troncalidad nace desde el momento en que un bien raíz es adquirido por una persona de vecindad civil local vizcaína o de los términos municipales de Aramaio y Llodio y se extiende desde ese momento a todos sus descendientes, salvo lo establecido en el artículo 63.3 de esta ley.
  • Una vez constituida la troncalidad, los parientes tronqueros, tengan o no vecindad civil vasca, mantienen su derecho de preferencia en cualquier acto de disposición que haga el titular tanto inter vivos como mortis causa.
  • La troncalidad se extingue en una familia si al fallecimiento del titular no existen parientes tronqueros.

Se extingue también si en el momento en que el titular pierde la vecindad civil local vizcaína, no existen parientes tronqueros en la línea recta ni en el segundo y tercer grado de la colateral.

Los parientes tronqueros y su prelación

Según el art. 66 de la Ley de Derecho Civil Vasco:

Son parientes tronqueros, siempre por consanguinidad o adopción:

  • En la línea recta descendente, los hijos y demás descendientes.
  • En la línea recta ascendente, los ascendientes por la línea de donde proceda el bien raíz, cualquiera que sea el título de adquisición.

Respecto de los bienes raíces adquiridos por los cónyuges durante la vigencia de un matrimonio, o por los miembros de una pareja de hecho durante la vigencia de la misma, ambos cónyuges o miembros de la pareja de hecho son tronqueros. Aunque estos bienes se transmitan a los hijos o descendientes, los cónyuges o miembros de la pareja de hecho adquirentes siguen siendo tronqueros de la línea ascendente, cualquiera que sea el grado de parentesco con el descendiente titular.

  • En la línea colateral, los parientes colaterales dentro del cuarto grado por la línea de donde procede el bien raíz.
Efectos de la troncalidad

Según el art. 69 de la Ley de Derecho Civil Vasco:

  • Los actos de disposición de bienes troncales realizados inter vivos a título gratuito y a favor de extraños o de parientes que no pertenezcan a la línea preferente para su adquisición, podrán ser anulados a instancias de los parientes tronqueros en el plazo de caducidad de cuatro años contados desde que los legitimados tuvieran conocimiento del acto de disposición y, en todo caso, desde su inscripción en el Registro de la Propiedad.
  • Los actos de disposición mortis causa de bienes troncales a favor de extraños o de parientes que no pertenezcan a la línea preferente serán válidos, si bien la cláusula testamentaria o sucesoria podrá ser anulada a instancias de los parientes tronqueros en el plazo de caducidad de cuatro años contados desde que los legitimados tuvieran conocimiento del acto de disposición y, en todo caso, desde su inscripción en el Registro de la Propiedad.
Troncalidad y la sucesión

Es materia del derecho de sucesiones.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA