Tutela según el Código Civil. Normas generales

Autor:Barbara Ariño y Manuel Faus
Cargo del Autor:Abogada y Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La institución de la tutela, que suple el déficit de capacidad de la persona, comporta una función jurídica mediante la cual se persigue que una persona capaz cuide de la persona del incapaz y de la administración de su patrimonio, bajo el control de la Administración de justicia.

Se trata, por tanto, de una institución prevista para proteger la persona y bienes del incapaz.

En este tema se expondrán las normas generales de la tutela, tras las modificaciones introducidas por la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria (LJV) y la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia.

Contenido
  • 1 Función tutelar
  • 2 Sujetos de la tutela
  • 3 Constitución de la tutela
    • 3.1 Sujetos promotores
    • 3.2 Procedimiento de constitución de tutela
  • 4 Excusa del cargo tutelar
    • 4.1 Causas de la excusa
    • 4.2 Procedimiento para la admisión de la excusa
  • 5 Inscripción de resoluciones judiciales sobre los cargos tutelares
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
    • 6.2 En doctrina
    • 6.3 Esquemas procesales
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia citada
Función tutelar

La función tutelar se configura, en nuestro sistema actual, como una tutela de autoridad, destacando su carácter de deber (art. 217 CC) que descarta toda especulación o posibilidad de una posible renuncia o abandono de los cargos tutelares, salvo en caso de excusa.

Dicho deber deberá siempre ejercitarse en beneficio del tutelado bajo la salvaguarda de la autoridad judicial, lo que permite al juez adoptar, incluso de oficio, en interés del tutelado, las medidas previstas en el art. 158 CC, consistentes en dictar las disposiciones que considere oportunas para apartar al incapacitado de un peligro o evitarle perjuicios, medidas que podrán adoptarse incluso en un procedimiento de jurisdicción voluntaria. Ahora bien, cuando se trate de menores que estén bajo la tutela de la Entidad Pública, estas medidas sólo podrán ser acordadas de oficio, o a instancia de ésta, del Ministerio Fiscal o del propio menor, y en todo caso, la Entidad Pública será parte en el procedimiento y las medidas acordadas serán comunicadas a la Entidad Pública, la cual dará traslado de dicha comunicación al Director del centro residencial o a la familia acogedora.

Además, el ejercicio de la tutela se somete a un doble control:

  • Por un lado, está sometido a la vigilancia del Ministerio Fiscal, quien la ejercerá de oficio y también a instancias de cualquier interesado, pudiendo en cualquier momento exigir del tutor que le informe sobre la situación del menor o incapacitado y del estado de administración de la tutela (art. 232 CC).
  • Por otro lado, el Juez podrá establecer, en la resolución que constituya la tutela o en otra posterior, las medidas de vigilancia y control que estime oportunas en beneficio del tutelado, pudiendo en cualquier momento exigir del tutor que informe sobre la situación del menor o del incapacitado y del estado de la administración (art. 233 CC). Entre las medidas que sirven para garantizar suficientemente que la actividad del tutor se desarrolla dentro del cauce legal y en beneficio del tutelado, están la obligación de hacer inventario (art. 262 CC), el desempeño con la diligencia de un buen padre de familia (art. 270 CC) o requerir la autorización judicial para determinados actos (art. 271 CC), obligaciones que se desarrollan en el tema El tutor y sus funciones según el Código Civil
Sujetos de la tutela

Según el art. 222 CC estarán sujetos a tutela:

1º Los menores no emancipados que no estén bajo la patria potestad. Para completar este extremo, nos remitimos al tema [ Extinción de la patria potestad

2º Los incapacitados, cuando la sentencia lo haya establecido. Como indica el art. 760 LEC la sentencia que declare la incapacitación determinará la extensión y límites de ésta, así como el régimen de tutela o guarda a que haya de quedar sometido el incapacitado. Como señala la Sentencia nº 596/2017 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 8 de Noviembre de 2017 [j 1] la extensión y los límites a la capacidad y el consiguiente régimen de tutela o guarda que se constituya deben fijarse atendiendo en exclusiva a lo que sea adecuado y necesario para el ejercicio de los derechos de la persona, atendiendo a sus concretas y particulares circunstancias. En todo caso, la opción por la tutela es una forma de apoyo más intensa.

3º Los sujetos a la patria potestad prorrogada, al cesar ésta, salvo que proceda Curatela Sobre este punto, véase el tema Patria potestad prorrogada

Constitución de la tutela Sujetos promotores

La constitución de la tutela vendrá promovida por los siguientes sujetos:

1º Por el Ministerio Fiscal cuando tuviere conocimiento de que existe en el territorio de su jurisdicción alguna persona que deba ser sometida a tutela, disponiendo el juez competente, incluso de oficio, la constitución de la tutela (art. 228 CC).

2º Los parientes llamados a asumir la tutela desde el momento en que conociesen el hecho que la motivase, siendo responsables solidarios de la indemnización de daños y perjuicios causados en caso de que no lo hicieran (art. 229 CC). En particular, el art. 234 CC establece un orden de prelación de personas llamadas a asumir la tutela, tal y como se detalla en el tema Nombramiento y delación de la tutela según el Código Civil

3º La persona bajo cuya guarda se encuentre el menor o incapacitado desde el momento en que conociera el hecho que motivase la constitución de la tutela, siendo responsable solidario de la indemnización de daños y perjuicios causados en caso de que no lo hiciera (art. 229 CC). Para completar este punto, nos remitimos al tema específico de esta misma obra Guarda de hecho según el Código Civil

4º Cualquier persona podrá poner en conocimiento del Ministerio Fiscal o de la autoridad judicial el hecho determinante de la tutela (art. 230 CC).

Una vez puesto en conocimiento el hecho que la motivase, el juez constituirá la tutela, previa audiencia de los parientes más próximos, de las personas que considere oportuno y, en todo caso, del tutelado si tuviera suficiente juicio y siempre si fuera mayor de 12 años (art. 231 CC).

Procedimiento de constitución de tutela

La constitución de la tutela podrá sustanciarse:

1.- En un procedimiento para modificar la capacidad de la persona:

Inicialmente el TS había mantenido que la constitución del organismo tutelar se integraba en un procedimiento de jurisdicción voluntaria que debía iniciarse a partir de la firmeza de la sentencia que declaraba la incapacidad, siendo impropio efectuar tal designación en el juicio declarativo en que ésta se declaraba (véase, entre otras, la STS de 27 de enero de 1998). [j 2] Sin embargo, como afirma la sentencia de la AP Coruña de 26 de diciembre de 2005, [j 3] la LEC 1/2000 cambió de criterio al permitir la posibilidad de que los promoventes de la incapacitación pudieran interesar en la demanda, el nombramiento de la persona/s que hubiera/n de asistir o representar al incapaz y velar por él, en cuyo caso se oirá sobre esta cuestión a las personas designadas en el art. 231 CC. En tal caso, si el tribunal accede a la solicitud, la sentencia que declare la incapacitación nombrará a la persona que, con arreglo a la ley, haya de asistir o representar al incapaz y velar por él art. 760.2 LEC.

2.- En un procedimiento de jurisdicción voluntaria:

En los supuestos en que no se solicite la constitución de la tutela en un proceso judicial para modificar la capacidad de una persona, se seguirá el procedimiento previsto en la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

El procedimiento para la tutela y curatela , en todo el Estado, se regula en la LJV pero debe sustituirse el término Secretario judicial por el de Letrado de la Administración de Justicia, ya que el Cuerpo de Secretarios Judiciales pasa a denominarse Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia (Ley Orgánica 7/2015, de 21 de julio, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial).

Los trámites esenciales son:

  • Inicio: (art. 45.1 LJV): el expediente se iniciará con una solicitud que expresará el hecho que dé lugar a la tutela y los parientes más próximos del tutelado, acompañando los siguientes documentos:
    • documentos acreditativos de la legitimación para promover el expediente.
    • certificado de nacimiento del tutelado.
    • en su caso, certificado de últimas voluntades de los progenitores, el testamento o documento público notarial otorgado por éstos en los que se disponga sobre la tutela de sus hijos menores o con la capacidad modificada judicialmente o el documento público notarial otorgado por el propio afectado en el que se hubieran dispuesto en previsión sobre su propia tutela.
  • Comparecencia: (art. 45.2 LJV) en la comparecencia se oirá al promotor, a la persona cuya designación se proponga si fuera distinta al promotor, al tutelado si fuera mayor de 12 años o al menor de dicha edad que tuviera suficiente madurez, a los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS