Impugnación de acuerdos adoptados por la junta de propietarios

Autor:Barbara Ariño y Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La impugnación de acuerdos adoptados por la junta de propietarios está regulada por el art. 18 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal (LPH) que establece los supuestos y el procedimiento a través del cual los acuerdos adoptados serán impugnables ante los tribunales de justicia.

Contenido
  • 1 Acuerdos impugnables de la junta de propietarios
  • 2 Legitimidad para impugnar los acuerdos adoptados por la junta de propietarios
  • 3 Plazo para impugnar los acuerdos de la junta de propietarios
  • 4 Ejecutividad de los acuerdos adoptados por la junta de propietarios
  • 5 Recursos adicionales
    • 5.1 En doctrina
    • 5.2 En formularios
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Jurisprudencia citada
Acuerdos impugnables de la junta de propietarios

Conforme establece el párrafo primero del art. 18, LPH , los acuerdos de la junta de propietarios serán impugnables en los siguientes supuestos:

  • Cuando sean contrarios a la ley o a los estatutos de la comunidad de propietarios.
  • Cuando resulten gravemente lesivos para los intereses de la propia comunidad en beneficio de uno o varios propietarios.
  • Cuando supongan un grave perjuicio para algún propietario que no tenga obligación jurídica de soportarlo, o se hayan adoptado con abuso de derecho.

El abuso de derecho, en materia de propiedad horizontal, se ha entendido como la utilización de la norma por la comunidad con mala fe civil en perjuicio de un propietario, sin que pueda considerase general el beneficio de la comunidad y, sin embargo, afecte de manera peyorativa a uno de sus partícipes (véase la STS de 16 de julio de 2009 [j 1] citada en la STS 15 de noviembre de 2010 [j 2]). En esta línea, dice la Sentencia nº 131/2014 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 5 de Marzo de 2014 [j 3]:

en materia de propiedad horizontal, el abuso de derecho, se traduce en el uso de una norma, por parte de la comunidad o de un propietario, con mala fe, en perjuicio de otro u otros copropietarios, sin que por ello se obtenga un beneficio amparado por la norma.
Legitimidad para impugnar los acuerdos adoptados por la junta de propietarios

El párrafo segundo del art. 18, LPH dispone que los legitimados para impugnar los acuerdos adoptados por la junta de propietarios son:

  • los propietarios que hubiesen salvado su voto en junta
  • los ausentes por cualquier causa
  • los que indebidamente hubiesen sido privados de su derecho de voto.

La reforma de la LPH introdujo una expresión tan controvertida como “salvar el voto” que ha creado discrepancias en su interpretación: mientras que unos han defendido que no es lo mismo votar y salvar el voto, otros han considerado que dicha expresión debe ser interpretada de modo equivalente a votar en contra.

Al respecto, se ha pronunciado el Tribunal Supremo que no comparte la doctrina que considera que el propietario presente en la junta que vota en contra no está legitimado para impugnar el acuerdo comunitario si no ha salvado previamente su voto. Como dice la STS de 10 de mayo de 2013 [j 4], el simple hecho de votar en contra debe entenderse suficiente para impugnar un acuerdo comunitario con el que no se está conforme, y añade:

La necesidad de salvar el voto únicamente tiene sentido en aquellos casos en los que los propietarios asisten a la Junta sin una información o conocimiento suficiente sobre el contenido y alcance de los acuerdos que se van a deliberar, y deciden no comprometer su voto, favorable o en contra, sino abstenerse de la votación a la espera de obtenerla y decidir en su vista. A ellos únicamente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS