Tutela y curatela en Cataluña

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La tutela es una institución que tiene regulación especial en algunos de los territorios con Derecho Civil propio y que, por ello, no les son de aplicación, en forma directa, las normas del Código Civil español.

Contenido
  • 1 La tutela en Cataluña
    • 1.1 Ámbito subjetivo de la tutela
    • 1.2 Formas de delación de la tutela
      • 1.2.1 Delación voluntaria
      • 1.2.2 Delación judicial
    • 1.3 Constitución de la tutela
    • 1.4 El cargo de tutor
    • 1.5 Contenido de la tutela
      • 1.5.1 Obligaciones del tutor
      • 1.5.2 Relaciones entre tutores y tutelados
      • 1.5.3 Lugar de residencia y domicilio
      • 1.5.4 Administración de los bienes del tutelado
      • 1.5.5 La representación legal del tutelado
    • 1.6 Extinción de la tutela
    • 1.7 El consejo de tutela
  • 2 La curatela en Cataluña
  • 3 Recursos adicionales
    • 3.1 En formularios
    • 3.2 En doctrina
    • 3.3 Esquemas procesales
  • 4 Legislación básica
  • 5 Jurisprudencia citada
La tutela en Cataluña

La tutela está regulada en el Libro Segundo del Código Civil de Cataluña.

Tiene en tratamiento autónomo e independiente que la aleja, en parte, de su consideración como sucedáneo de las relaciones familiares. Así, el título II del libro segundo agrupa las instituciones de protección de las personas mayores de edad que no pueden gobernarse por sí mismas y la protección de los menores, en particular la de los menores en situación de desamparo. Junto con estas instituciones, se incluye la regulación de la asistencia y la protección patrimonial de personas discapacitadas y dependientes.

Ámbito subjetivo de la tutela

Según el art. 222-1 del Código de derecho Civil de Cataluña, Libro II (CCCat) las personas que deben ponerse en tutela son :

a) Los menores no emancipados que no estén en potestad parental.

b) Los incapacitados, si lo determina la sentencia. La incapacitación, como lo expresa, con carácter general para todo supuesto de incapacitad la Sentencia nº 827/2015 de AP Barcelona, Sección 18ª, 16 de Noviembre de 2015 [j 1] se considera una medida muy severa que debe ser reservada para circunstancias excepcionales y que "la privación, incluso parcial, de la capacidad legal, debe ser una medida de último recurso, aplicada sólo cuando las autoridades nacionales, tras descartar una cuidadosa consideración de posibles alternativas, haya concluido que ninguna otra medidas menos restrictiva puede servir al propósito o cuando otra medida menos restrictiva haya sido intentada sin éxito" ( STEDH de 18 de septiembre de 2014, Asunto Ininovich contra Croacia y STEDH de 17 de julio de 2008 X. y Y. contra Croacia).

Una forma, en principio, de evitar la tutela es la previsión de pérdida sobrevenida de capacidad que regula el art. 222-2 del CCCat, (nueva redacción dada a partir del 19 de julio por la LEY 10/2017, de 27 de junio, de las voluntades digitales y de modificación de los libros segundo y cuarto del Código civil de Cataluña). Puede verse Autotutela en Cataluña

Formas de delación de la tutela

La tutela se defiere, según dispone el art. 222-3 del CCCat por:

a) Testamento o codicilo.

b) Escritura pública.

c) Resolución judicial.

2. La tutela de los menores desamparados se defiere de la forma establecida por las leyes y se rige por sus normas especiales.

Como es de ver, la tutela puede tener su origen en una delación voluntaria o por decisión judicial.

Delación voluntaria

1.- Sistemas de delación (art. 222-3 del CCCat):

a).- La delación hecha por uno mismo (art. 222-4 del CCCat). )

Toda persona capaz, si es prudente, debe plantearse el problema de que en un futuro llegue a ser incapaz; ante ello, puede nombrar un apoderado en escritura pública para que cuide de sus intereses y evitar la constitución de la tutela, o puede ya nombrar quien desea que sea/n su/s tutor/es si llegare a ser incapaz, así excluir de estos cargos a una o más personas.

También puede hacer disposiciones respecto al funcionamiento y el contenido del régimen de protección que pueda ser adecuado, especialmente en cuanto al cuidado de su persona.

Este nombramiento y, exclusión son revocables por otra delación posterior.

Como precaución el legislador advierte que son ineficaces las delaciones hechas por uno mismo otorgadas desde que se insta el proceso sobre su capacidad o el ministerio fiscal inicia las diligencias preparatorias.

Este punto puede verse con detalle el tema Autotutela en Cataluña

Baste añadir, como señala la Sentencia nº 73/2014 de TSJ Cataluña (Barcelona), Sala de lo Civil y Penal, 13 de Noviembre de 2014 [j 2] que el legislador catalán introdujo la regulación de la autotutela mediante la Ley 11/1996, de 29 de julio, y fue modulada por el Libro segundo del Código civil de Cataluña, en el sentido de introducir unas cautelas en las delaciones hechas por un mismo, para evitar las captaciones de voluntad o en los casos en que el otorgando no era plenamente capaz.

b) La delación hecha por los titulares de la potestad parental art. 222-5 del CCCat.

No es el nombramiento para uno mismo, sino el nombramiento que hacen los titulares de la potestad ordenando la tutela de sus hijos menores no emancipados y, si tienen la potestad prorrogada o rehabilitada, la de los hijos emancipados o mayores de edad incapacitados. Esta delación de la tutela puede hacerse mediante escritura pública, testamento o codicilo, y de forma individual o conjunta. (art. 222-5).

El problema es si una concurrencia de nombramientos o de exclusiones. En estos casos, el art. 222-6 del CCCat dispone que es preferida la voluntad de quien ha ejercido la potestad parental en último lugar, sin perjuicio, en su caso, de la eficacia del nombramiento realizado por el otro del titular de la administración especial de los bienes que él mismo haya dispuesto por donación o título sucesorio en favor del menor o incapaz.

2.- Sustitutos:

En los actos de delación voluntaria pueden designarse sustitutos. Si se designan sustitutas varias personas y no se especifica el orden de sustitución, se prefiere a la designada en el documento posterior y, si hay más de una, a la designada en primer lugar. (Art. 222-7 del CCCat).

3.- Inscripción

Dispone el art. 222-8 del CCCat que las delaciones de las tutelas otorgadas en escritura pública en uso de las facultades establecidas por los artículos art. 222-4 y art. 222-5 deben inscribirse en el Registro de Nombramientos Tutelares no Testamentarios, al cual le notifica el notario que autorice la escritura.

Los poderes otorgados en previsión de una situación de incapacidad deben inscribirse en el Registro de Nombramientos Tutelares no Testamentarios.

4.- Nombramiento del tutor deferido en forma voluntaria

Debe instarse de la Autoridad judicial el nombramiento a las personas designadas en el acto de delación voluntaria. Pero según las circunstancias del caso y a instancia del ministerio fiscal o de alguna de las personas llamadas por la ley a ejercer la tutela de acuerdo con el art. 222-10 del CCCat, la autoridad judicial puede prescindir de aquella designación en los siguientes supuestos:

a) Si se ha producido una modificación sobrevenida de las causas explicitadas o que presumiblemente se tuvieron en cuenta al hacer el acto de delación voluntaria.

b) Si el acto de delación voluntaria se hizo dentro del año anterior al inicio del procedimiento relativo a la capacidad de la persona protegida.

En definitiva, aquí como en cualquier legislación, procede citar la doctrina de la Sentencia nº 282/2009 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 29 de Abril de 2009 [j 3] según la cual la incapacitación, con el consiguiente nombramiento de tutor, es una medida de protección para quienes no pueden autogobernarse y por tanto, se toma en su beneficio y no en el de familiares o de otras personas del entorno.

Delación judicial

1.- Persona designada para el cargo de tutor:

Según el art. 222-10 del CCCat la designación corresponde a la autoridad judicial si no existe ninguna persona designada por un acto de delación voluntaria, si no procede su nombramiento o si se excusa o cesa por cualquier causa.

2. En el caso en que no existe persona designada la autoridad judicial prefiere para la tutela a:

a) El cónyuge o el conviviente en pareja estable de la persona incapacitada, si existe convivencia.

b) Los descendientes mayores de edad de la persona incapacitada.

c) Los ascendientes del menor o incapacitado, salvo que se prorrogue o rehabilite la potestad parental.

d) En caso de muerte del progenitor del menor o incapacitado, el cónyuge o el conviviente en pareja estable de aquel, si convive con la persona que debe ser puesta en tutela.

e) Los hermanos del menor o incapacitado.

No obstante si lo estima más conveniente para los intereses de la persona menor o incapacitada, la autoridad judicial, mediante resolución motivada, puede alterar el orden establecido o elegir a la persona que ha actuado como asistente o como guardadora de hecho, a las que se presenten voluntariamente para asumir los cargos indicados u a otra persona.

Si existen varias personas que quieren asumir la tutela, la autoridad judicial puede remitirlas a una sesión informativa sobre mediación familiar, con la finalidad de que alcancen un acuerdo.

Si no existen personas del entorno familiar o comunitario que quieran asumir la tutela, la autoridad judicial debe designar personas jurídicas, públicas o privadas, sin ánimo de lucro, que puedan asumirla satisfactoriamente.

2.- El caso especial de la tutela de hermanos

La delación judicial de la tutela de hermanos menores de edad debe recaer en una misma persona, salvo que las circunstancias justifiquen una resolución diferente. (Art. 222-11 del CCCat).

3.- Clases de tutor: (Art. 222-12 del CCCat)

Puede haber un único tutor o que el juez nombre un tutor de la persona y un tutor administrador del patrimonio y en este caso fijar su ámbito de competencia.

Incluso si inicialmente sólo se ha designado un tutor, la autoridad judicial, de oficio o a solicitud del tutor, del ministerio fiscal o del tutelado, puede nombrar a un administrador patrimonial en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA