Asientos registrales

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Asiento registral es toda constatación en los Libros del Registro de lo que puede tener acceso al mismo; no debe identificarse con inscripción en sentido técnico, aunque a veces se empleen los términos asiento registral e inscripión como sinónimos.

Contenido
  • 1 Concepto de asiento registral
  • 2 Clases de asientos
    • 2.1 Clasificación doctrinal de los asientos registrales
    • 2.2 Clasificación legal de los asientos registrales
    • 2.3 Requisitos generales de los asientos registrales
  • 3 Legislación básica
  • 4 Legislación citada
  • 5 Doctrina administrativa citada
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
    • 6.2 En doctrina
Concepto de asiento registral

Propiamente, se entiende por asiento registral la constatación formal y solemne hechas en los libros del Registro de aquellos hechos, actos y contratos que por su naturaleza pueden tener acceso al Registro.

En este sentido, asiento es todo lo que se hace constar (se apunta) en el Registro, sea mera expresión de circunstancias (descripción de fincas), como la mutaciones de un derecho inscrito (transmisión o cargas) o aquellas circunstancias que sin provocar un cambio concreto del derecho inscrito, tienen acceso al Registro (cumplimiento de condiciones, concurso, sentencias sobre la capacidad, etc.)

Es frecuente identificar asiento con inscripción, pero la inscripción técnicamente es una clase de asiento, destacando su carácter principal y definitivo.

Clases de asientos

Los asientos pueden clasificarse partiendo de diversos criterios.

Clasificación doctrinal de los asientos registrales

* Asientos principales y accesorios.

Son asientos principales los que tiene subsistencia propia, como las inscripciones y son accesorios los que están al servicio de otros, como las notas marginales.

También se nombran asientos principales a las inscripciones frente a las Anotaciones preventivas . Así, por ejemplo, la Resolución de la DGRN de 19 de octubre de 2012 [j 1] que trata el problema de las resoluciones judiciales no firmes (tema ya resuelto en muchas ocasiones anteriores); dice esta Resolución, al respecto, que:

El asiento de inscripción requiere la firmeza de la resolución judicial que sirve de título para su práctica además, en su caso, de su ejecución, en el caso de determinadas resoluciones condenatorias y siempre de la constancia de no haber sido dictadas en rebeldía haber transcurrido el plazo para la rescisión por esa causa. Por ello, según resulta del artículo 524. 4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil: mientras una resolución no sea firme o aun siéndolo, no hayan transcurrido los plazos indicados en esta Ley para la acción de rescisión de la sentencia dictada en rebeldía solo procederá la anotación preventiva de las sentencias que dispongan o permitan la inscripción o la cancelación de asientos en Registros públicos. Las resoluciones no firmes, en el sentido indicado, que contienen pronunciamientos llamados a desembocar en un asiento principal en el Registro podrán por tanto acceder a los libros registrales mediante un asiento más conforme con su provisionalidad como es la anotación preventiva.

* Asientos definitivos o provisionales:

Teniendo en cuenta su duración, son definitivos aquellos que tienen una duración indefinida, como las inscripciones y las las cancelaciones ; son provisionales las anotaciones preventivas que se cancelarán o se convertirán en una inscripción.

Pone de relieve la Resolución de la DGRN de 13 de junio de 2013 [j 2] que compete al Registrador determinar el tipo de asiento que se adecua a la operación registral solicitada, de forma que:

Si es relativa a un derecho real plenamente constituido o recoge un supuesto de derecho personal con eficacia real o situaciones jurídicas a las que el ordenamiento jurídico permite una publicidad definitiva, el asiento será de inscripción (cfr. artículo 2. de la Ley Hipotecaria); si se trata de una relación jurídico real no plenamente configurada, de una vocación o llamada al derecho real, o de la publicidad de procedimientos judiciales o administrativos que pueden incidir en la situación jurídica publicada, sólo será posible un asiento provisional como es la anotación preventiva (cfr. los supuestos recogidos en el artículo 41 de LH); si es relativo a circunstancias complementarias del derecho publicado o de mera publicidad, lo propio será la nota marginal , aunque no deja de haber supuestos de notas marginales sustitutivas de situaciones jurídico reales o personales de transcendencia real (cfr. artículos 15. 95.6, 231 del Reglamento Hipotecario(RH) y otros muchos).

* Asientos positivos y negativos, según exterioricen un derecho en plena vida o su nacimiento y negativos cuando constatan la muerte o extinción de un derecho (son las cancelaciones). Ninguna resolución de la DGRN emplea literalmente estos términos.

Clasificación legal de los asientos registrales

Siguiendo al art. 41 del RH, la Resolución de la DGRN de 21 de septiembre de 2017 [j 3] dice que en el Registro se practican varias clases de asientos: asiento de presentación, inscripciones propiamente dichas, anotaciones preventivas, cancelaciones y notas marginales. Los efectos de cada uno de ellos son distintos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA