Anotación preventiva de declaración de concurso y la de demanda de incapacidad

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

La anotación preventiva derivada de la declaración de concurso y la de incapacidad son dos modalidades de anotación preventiva previstas por la Ley Hipotecaria.

Contenido
  • 1 Anotación preventiva de declaración de concurso
    • 1.1 Constancia registral de la anotación preventiva de declaración de concurso
    • 1.2 Bienes afectados por la anotación preventiva de declaración de concurso
    • 1.3 Efectos de la anotación preventiva de declaración de concurso
    • 1.4 Caducidad de la anotación preventiva de declaración de concurso
    • 1.5 Doctrina de la DGRN sobre la anotación preventiva de declaración de concurso
  • 2 Anotación preventiva de demanda de incapacidad
    • 2.1 Previsión legal de la anotación preventiva de demanda de incapacidad
    • 2.2 Caracteres de la anotación preventiva de demanda de incapacidad
    • 2.3 Finalidad de la anotación preventiva de demanda de incapacidad
    • 2.4 Legitimación y procedimiento de la anotación preventiva de demanda de incapacidad
  • 3 Recursos adicionales
    • 3.1 En doctrina
  • 4 Legislación básica
  • 5 Legislación citada
  • 6 Jurisprudencia citada
Anotación preventiva de declaración de concurso

La anotación preventiva declarando a una persona en concurso está prevista en el art. 24 de la Ley Concursal.

Entre otros Registros (Registro Civil para las personas físicas) Registro Mercantil (para sujetos inscribibles en el Registro Mercantil, sean empresarios personas físicas o sean personas jurídicas inscribibles), otros Registros (para las personas jurídicas que no se pueden inscribir en el Registro Mercantil, pero sí en otros Registros), la Ley Concursal ha previsto que si el deudor tuviera bienes o derechos inscritos en registros públicos, se inscribirán en el folio correspondiente a cada uno de ellos la declaración de concurso , con indicación de su fecha, la intervención o, en su caso, la suspensión de sus facultades de administración y disposición, así como el nombramiento de los administradores concursales ; entre estos Registros públicos se halla el Registro de la Propiedad.

Constancia registral de la anotación preventiva de declaración de concurso

En el Registro de la Propiedad, en relación al tema concursal, caben dos posibilidades: inscribir la declaración de concurso cuando la declaración ya sea firme; o, mientras no lo sea, instar anotación preventiva de declaración de concurso.

En realidad habría dos casos de anotación preventiva:

  • La anotación preventiva de la solicitud de la declaración de concurso, medida cautelar al amparo de los números uno a cinco del art. 42 de la Ley Hipotecaria (LH) , anotación que podrá convertirse en anotación preventiva del concurso cuando ya exista la declaración de concurso pero aún no sea firme o que se cancelará en virtud del mandamiento judicial que incorpore el auto firme de desestimación de la solicitud al que se refiere el apartado 1 del artículo 20 de la LC.
  • La auténtica anotación preventiva de la efectiva declaración del concurso prevista en la LEC , como se ha dicho. La declaración de concurso puede ser objeto de inscripción si la resolución judicial es firme, pero cabe anotación preventiva mientras la resolución no sea firme.

En el primer caso, (anotación preventiva de la solicitud de la declaración de concurso) deberá presentarse al Registro el mandamiento que contenga el testimonio del auto de admisión a trámite a que se refiere el apartado 1 del artículo 15 de la LC.

En el segundo caso (declaración no firme de declaración de concurso) debe presentarse el testimonio del auto de declaración del concurso al que se refiere el artículo 21 de la LC.

Tanto en uno como en otro caso la anotación preventiva se practicará en el folio donde tenga inscritos el concursado bienes o derechos, sean bienes o se trate de derechos gananciales

Evidentemente el Juez puede decretar otras medidas provisionales como una anotación preventiva de disponer. Véase Anotación preventiva de secuestro y la de prohibición de disponer

Bienes afectados por la anotación preventiva de declaración de concurso

La anotación preventiva de declaración de concurso afecta, evidentemente, a los bienes del deudor; si se trata de persona física tanto a los privativos, como, en su caso, a las gananciales.

Obsérvese:

…2. Si el régimen económico del matrimonio fuese el de sociedad de gananciales o cualquier otro de comunidad de bienes, se incluirán en la masa, además, los bienes gananciales o comunes cuando deban responder de obligaciones del concursado. En este caso, el cónyuge del concursado podrá pedir la disolución de la sociedad o comunidad conyugal y el juez acordará la liquidación o división del patrimonio que se llevará a cabo de forma coordinada con lo que resulte del convenio o de la liquidación del concurso .
  • Que por lo que se refiere a la formación del inventario de la masa concursal , el artículo 82 de la LC dice que en el concurso de persona casada en régimen de gananciales o cualquier otro de comunidad de bienes, se incluirán en el inventario la relación y el avalúo de los bienes y derechos privativos del deudor concursado, así como las de los bienes y derechos gananciales o comunes, con expresa indicación de su carácter.
Efectos de la anotación preventiva de declaración de concurso

Hecha la anotación los efectos serán:

No podrá entrar en juego un adquirente protegido por la fe pública registral ; practicada la anotación preventiva de declaración concurso el adquirente del concursado quedará sujeto a los efectos generales de toda declaración del concurso .

a partir de la anotación preventiva del concurso ya no podrán anotarse respecto de aquellos bienes o derechos anotados más embargos o secuestros posteriores a la declaración de concurso que los acordados por el Juez de éste ( artículo 55 de la LC ), si bien hasta la aprobación del plan de liquidación , podrán continuarse aquellos procedimientos administrativos de ejecución en los que se hubiera dictado diligencia de embargo y las ejecuciones laborales en las que se hubieran embargado bienes del concursado, todo ello con anterioridad a la fecha de declaración del concurso, siempre que los bienes objeto de embargo no resulten necesarios para la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor. Y el artículo 56 de la LC (modificado por la Ley 17/2014, de 30 de septiembre, por la que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial), regula la paralización de ejecuciones de garantías reales y acciones de recuperación asimiladas.

las ejecuciones ya iniciadas o que se hallen en tramitación, quedarán en suspenso desde la fecha de la declaración del concurso, con la especialidad que corresponda a sus créditos al configurar la masa concursal.

Ahora bien, hay que tener en cuenta, que anotado o no la declaración de concurso hay ciertos efectos inmediatos, pues el Auto es inmediatamente ejecutivo; ello es de crucial importancia, ya que los actos dispositivos realizados por el concursado después de la declaración pero presentados en el Registro antes de la anotación quedarán afectados por el concurso. La doctrina de la DGRN advierte que no estamos ante un problema de aplicación del principio de prioridad, sino de capacidad para disponer (que no es lo mismo que incapacidad), pues está claro que el declarado en concurso no es un incapaz, simplemente tiene limitadas sus facultades dispositivas.

En esta línea, la Resolución de la DGRN de 26 de enero de 2012 [j 1] deja claro que la declaración de concurso, así como su inscripción o anotación, no constituye, propiamente, una carga específica sobre una finca o derecho, que haya de ordenarse registralmente con otras cargas o actos relativos al dominio de aquéllos, conforme al principio de prioridad consagrado por el artículo 17 de la Ley Hipotecaria; no es carga, y, por ello, como afecta a la capacidad dispositiva del concursado el adquirente que no sabía que el transmitente estaba declarado en concurso, además la situación éste no constaba en el Registro y además presentó su título antes que la declaración de concurso, no es, a pesar de todo ello, un tercero (como no lo es quien adquiere de un incapacitado, por ejemplo), por lo que si antes de inscribir la transmisión llega al Registro (o a conocimiento del Registrador cuando se trata de transmitente entidad inscrita en un Registro público (en especial Registro Mercantil, que el Registrador puede y debe consultar) no se va a inscribir la transmisión aunque esté...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA