Testamento ológrafo

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
 
EXTRACTO GRATUITO

Al testamento ológrafo se refiere el Código Civil (CC) en los arts. 690 y siguientes.

Contenido
  • 1 Normas del Código Civil sobre el testamento ológrafo
    • 1.1 Concepto del testamento ológrafo
    • 1.2 Requisitos otorgamiento testamento ológrafo
    • 1.3 Casos especiales en el testamento ológrafo
    • 1.4 La adveración y protocolización en el testamento ológrafo
  • 2 Normas del Reglamento Notarial (RN) sobre el testamento ológrafo
  • 3 Tema fiscal en el testamento ológrafo
  • 4 Recursos Adicionales
    • 4.1 En formularios
    • 4.2 En doctrina
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
  • 7 Jurisprudencia citada
Normas del Código Civil sobre el testamento ológrafo Concepto del testamento ológrafo

Según el art. 678 CC

Se llama ológrafo el testamento cuando el testador lo escribe por sí mismo en la forma y con los requisitos que se determinan en el artículo 688.
Requisitos otorgamiento testamento ológrafo

Según el art. 688 CC:

El testamento ológrafo sólo podrá otorgarse por personas mayores de edad . Para que sea válido este testamento deberá estar escrito todo él y firmado por el testador, con expresión del año, mes y día en que se otorgue. Si contuviese palabras tachadas, enmendadas o entre renglones, las salvará el testador bajo su firma. Los extranjeros podrán otorgar testamento ológrafo en su propio idioma.

Estos requisitos, como dijo el Tribunal Supremo tienen el carácter de esenciales en el otorgamiento de testamentos ológrafos, siendo indispensable su concurrencia para la validez de los mismos. Exigiendo, además, que el testamento no valdrá como tal si no consta con claridad la intención de testar, esto es, el animus testandi in actu.

Ahora bien, los requisitos que exige el art. 688 CC (autografía, firma, fecha y sin enmiendas) no incluye la habitualidad de la firma. Como dice la STS de 5 de mayo de 2011. [j 1]

la doctrina y la jurisprudencia siempre se han referido a la firma habitual o usual, pero nunca lo han hecho en el sentido de que la misma debe ser idéntica a las anteriores sino que no sea distinta , sin nada que ver con la que utiliza normalmente. Como habitual debe entenderse la que usa en el momento actual, la habitual en el momento presente, en función de la persona y de sus circunstancias (por ejemplo, la edad), sin poder obviar que la firma evoluciona a través del tiempo y no siempre es idéntica en circunstancias distintas.
Casos especiales en el testamento ológrafo

*Emancipados:

Se ha discutido por la doctrina la posibilidad de que el menor emancipado pueda testar en forma ológrafa; parece mucho más segura la tesis de no admitir para los menores emancipados en esta forma de estar.

*Los que no saben o no pueden escribir: evidentemente, no podrán testar en esta forma.

*Los ciegos: podrán testar en forma ológrafa únicamente si pueden escribir con caracteres caligráficos.

  • Ningún problema ofrece el caso de los sordos o los mudos si saben escribir y lo escriben.
La adveración y protocolización en el testamento ológrafo

Anteriormente el testamento ológrafo debía presentarse ante el Juez de Primera Instancia del último domicilio del testador; la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria ha redactado de nuevo los artículos 689 y siguientes del CC:

Según el art. 689 del CC:

«El testamento ológrafo deberá protocolizarse, presentándolo, en los cinco años siguientes al fallecimiento del testador, ante Notario. Este extenderá el acta de protocolización de conformidad con la legislación notarial.

Y conforme al art. 690 CC:

La persona que tenga en su poder un testamento ológrafo deberá presentarlo ante Notario competente en los diez días siguientes a aquel en que tenga conocimiento del fallecimiento del testador. El incumplimiento de este deber le hará responsable de los daños y perjuicios que haya causado.

Y añade el art. 691 CC:

Presentado el testamento ológrafo y acreditado el fallecimiento del testador, se procederá a su adveración conforme a la legislación notarial.

Y según el art. 692 CC:

Adverado el testamento y acreditada la identidad de su autor, se procederá a su protocolización.

Finalmente, según art. 693 CC:

El Notario, si considera acreditada la autenticidad del testamento, autorizará el acta de protocolización, en la que hará constar las actuaciones realizadas y, en su caso, las observaciones manifestadas.
Si el testamento no fuera adverado, por no acreditarse suficientemente la identidad del otorgante, se procederá al archivo del expediente sin protocolizar aquel.
Autorizada o no la protocolización del testamento ológrafo, los interesados no conformes podrán ejercer sus derechos en el juicio que corresponda.
Normas del Reglamento Notarial (RN) sobre el testamento ológrafo

*Sistema de la Ley 15/2015, de 2 de julio,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA